Creó una resina para instrumentos musicales y ahora exporta a más de 20 países

BAHÍA BLANCA

La emprendedora Guillermina Esmoris, galardonada en los Premios Exportar 2021 por su marca «Yumba», logró con la ayuda del Ministerio de Desarrollo Productivo brindar un aporte significativo en la actividad exportadora nacional.

POR MARCELO LEV

Guillermina Esmoris de 34 aos creadora de la marca Yumba Foto Horacio Culaciatti
Guillermina Esmoris, de 34 años, creadora de la marca «Yumba». Foto: Horacio Culaciatti.

Una emprendedora de Bahía Blanca creó una resina para instrumentos musicales y, con la ayuda y asesoramiento del Estado Nacional a través del Ministerio de Desarrollo Productivo y la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional de la Cancillería, hoy exporta sus productos a distintas partes del mundo.

Se trata de Guillermina Esmoris, de 34 años, creadora de la marca «Yumba» que comenzó a gestarse en 2016 cuando su maestro de contrabajo en el Conservatorio de Música de Bahía Blanca le indicó que necesitaba usar la resina para mejorar el sonido del instrumento.

«Primero estudié letras hasta cuarto año, decidí cambiarme y empecé a estudiar música en el Conservatorio con el contrabajo y ahí empezó todo», señaló Esmoris a Télam.

La mujer, que en la actualidad estudia Ciencias Sociales en la Universidad de Quilmes, dijo que con el emprendimiento que lleva adelante tuvo que ir «aprendiendo todo, como cálculos de costo fijo, variable, proyecciones de venta y planes de negocio».

Debido a ello, Esmoris contó que en el 2017 en Bahía Blanca tuvo el apoyo del Club de Emprendedores: «Me ayudó mucho y me brindó soporte técnico y de conocimiento que necesitaba para proyectar mi negocio».

«La idea comenzó en la primera clase con mi maestro de contrabajo que me explicó que antes de tocar siempre hay que pasar un poco de resina al arco», por lo que «me alcanzó una cajita de resina de pino donde me explicó que era importada de Suecia», recordó.

«Entonces vuelvo a mi casa, me pongo a investigar, quería ver si había una resina Argentina para comprarla y no había porque eran todas importadas y de alto costo», agregó.

Esmoris dijo que «la resina sirve para el violín, viola, contrabajo y violonchelo, para que pueda haber sonido porque sino las cuerdas patinan y generan fricciones entre ambas para que se proyecte el sonido».

«Hasta hace poco los músicos usaban la resina importada porque no había producción nacional», dijo al indicar que «empecé a probar con una lata de tomates en la cocina de mi casa, porque no había fórmulas ni información por lo que había que experimentar de cero».

En la actualidad la emprendedora bahiense exporta sus productos a ms de 20 pases Foto Horacio Culaciatti
En la actualidad la emprendedora bahiense exporta sus productos a más de 20 países. Foto: Horacio Culaciatti.

En ese sentido, dijo que «fue pura alquimia, probando, se las traía a los músicos de la orquesta» hasta que encontró una fórmula, porque «para el violín es una y para contrabajo otra, por lo que es un trabajo intenso».

«Después de mucho trabajo y estar conforme decidí lanzar Yumba al mercado, que es por el maestro Osvaldo Pugliese y porque es el hit de la década de los 40, de oro del tango y el florecimiento de la industria nacional, por lo que quería que todo eso converja y me interesaba mucho aparecer con esa marca», reconstruyó.

Y agregó: «La primera inversión la hizo mi mamá y con eso pude empezar y llegar a producto final terminado, pero después vi que había demanda en el país y empecé a soñar con exportar, por lo que me postulé al Fondo Semilla que es del Ministerio de Desarrollo Productivo desde el 2010«, comentó.

Fue entonces que con dichos fondos la emprendedora compró los moldes, hizo la página web, y catálogos como para producir en gran escala.

«YUMBA» FUE GALARDONADA EN LOS PREMIOS EXPORTAR 2021

El emprendimiento «Yumba», una resina para el violín, violonchelo y contrabajo creado por una emprendedora de Bahía Blanca y que se exporta a distintas partes del mundo, fue galardonado esta semana junto con otras 10 empresas en la 26° edición de los Premios Exportar 2021, por su aporte significativo a la actividad exportadora nacional y su apuesta a seguir creciendo en los mercados internacionales.

Las empresas galardonadas obtuvieron además la participación gratuita en un espacio comercial en el pabellón nacional de una feria específica de su sector del Calendario AAICI 2022, y contarán con el beneficio de ser destacados en la plataforma www.exportargentina.org.ar.

«Yumba», la marca de las resinas artesanales para el sector de la música, creada por Guillermina Esmoris, de 34 años, fue reconocida en el rubro «Argentinas al Mundo» en el marco del Exportar 2021.

«Fue un reconocimiento, no lo esperaba», dijo la mujer a Télam al indicar: «me postulaba todos los años».

Esmoris dijo emocionada: «gané la categoría argentinas al mundo, es un orgullo enorme con lo que implica el movimiento de mujeres».

La emprendedora, cuyo producto comenzó a ser exportado a distintos partes del mundo ya que no existían en el país y debían importarse, sostuvo: «en menos de un año pasé de probar algo en una lata de tomates en la cocina de mi casa a exportar a más de 17 países».

«Las herramientas están, hay que trabajar en armar un buen ecosistema emprendedor, exportador o de pymes exportadoras, hay mucho por hacer, es un gran momento», dijo.

«Yumba tiene cuatro años, dos son en pandemia, por lo que me afectó muchísimo», dijo al indicar que «la industria de la música se vio muy afectada».

La mujer agradeció el aporte del Estado al indicar que «cuenta con herramientas disponibles», y recomendó que si «hay alguna pyme pensando que su producto cumple y lo puede exportar, que se comunique con la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, con el Ministerio de Desarrollo Productivo o se comuniquen con los bancos públicos».

«Hay mucho por hacer», afirmó al indicar que como dijo la secretaría de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca Bocco, «esto fortalece el mercado interno, genera empleo con salarios más altos y el trabajo indirecto que se genera con imprentas, proveedores, porque le exigimos la máxima calidad».

«Es muy rico para el mercado interno poder exportar, que se animen; obvio no es todo rosa, tiene sus complicaciones, pero todo es realizable», en referencia a aquellos emprendedores que quieren animarse a comenzar a exportar.

«Tengo mucho optimismo en este momento porque entiendo que el Gobierno ha iniciado un camino del que hablaba el presidente (Alberto Fernández) durante su campaña que decía que Argentina tiene que dejar de exportar cuero para exportar zapatos», expresó.

La emprendedora agregó que «en estos últimos meses, también coincido porque estamos saliendo de la pandemia, veo que el gobierno se ha activado en ese camino».

En ese contexto, indicó que la Cancillería esta semana «junto con la Agencia Argentina lanzaron un programa que se llama ´argentinas al mundo´ que está orientado a mujeres que tienen empresas o pymes y que son emprendedoras, y brindan asistencia técnica para la primera exportación, toma de decisiones, por lo que es un programa muy completo».

La mujer comentó que durante la pandemia «fueron muchos meses sin venta pero que otra vez con la ayuda del Estado pude sostener con medidas como el Repro II y créditos a tasa cero que fue fundamental para sostenerme».

«Ahora por suerte estoy recibiendo varios pedidos y estoy produciendo para Corea, Hong Kong y Estados Unidos, y hasta llegué a Japón», puntualizó.
«Es la resina que proviene del pino donde se le hace un proceso industrial, se separa lo sólido de lo líquido y en el caso de lo sólido queda como una piedra, que se llama colofonia y es lo que uso para mezclarlo con cera de abejas y otros ingredientes», dijo.

Según indicó, los pinos son oriundos de la provincia de Corrientes en «una zona rodeada de ríos que hace para mí que la materia prima sea muy especial», y el primer producto «salió a fines del 2017 en el mercado con el plan de negocios».

«Luego empecé a soñar porque quería que llegue a Japón porque valoran el tango y empezó otro camino», dijo al indicar que se comunicó con la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, donde le indicaron que «necesitaba una posición arancelaria para que el producto sea exportado».

Según señaló luego, «con la herramienta del Ministerio de Desarrollo Productivo Exporta Simple pude hacer mi primera exportación en el 2018 a Barcelona, España, con 250 productos ya que mis clientes son casas de música o distribuidores».

«Exporta Simple la acaba de relanzar el Ministerio de Desarrollo Productivo que es muy importante para nosotros», afirmó al agradecer además al Banco de la Provincia de Buenos Aires que «me ayudó al primer momento con asesoramiento, tiene comisiones muy bajas».

«Gracias al aporte del Estado Nacional pude exportar porque, si no, no lo podía hacer de ninguna manera», afirmó Esmoris.

En la actualidad la emprendedora bahiense exporta sus productos a más de 20 países como Estados Unidos, Taiwán, Canadá, Noruega, Austria y hasta Australia, entre otros destinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.