Por Luis Mendoza

Con extrema dureza y vehemencia, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner denunció en el Senado que, desde el gobierno y sectores de la Justicia, se ha montado una operación política para “dejar afuera” de la competencia electoral de este año “a la oposición en serio”, tildando a otros espacios de “cartón pintado”. Pidió además que la Corte Suprema intervenga en la causa abierta contra Marcelo D’Alessio por extorsión, al considerar que se ha involucrado a la Embajada de Estados Unidos.

En modo de campaña, Cristina dijo que con las causas abiertas en su contra, entre ellas la de “los cuadernos” de la corrupción, se busca instaurar “un modelo de saqueo y miseria para el pueblo argentino”. En la sesión preparatoria para elegir las autoridades de la Cámara Alta del próximo período ordinario, el kirchnerismo salió a fustigar al gobierno nacional, a quien involucró con el detenido en la causa sustanciada por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. La senadora nacional fundamentó su cuestión de privilegio contra el Ejecutivo en que, según el fallo del magistrado, “se puede colegir la actuación de una embajada extranjera en esta cuestión” y que, de acuerdo a la Constitución, en esos casos debe intervenir el máximo tribunal del país.

El  Senado ratificó a todas sus autoridades y dejó vacante la vicepresidencia que ocupaba Marino.

Esta senadora de la Nación, ex presidenta de la República elegida dos veces por el voto popular, ni siquiera tiene las garantías que tiene cualquier ciudadano común de este país”, se quejó de los procesos que le sigue el juez Claudio Bonadio y los procedimientos ordenados, como el allanamiento a sus domicilios.

Para la ex mandataria, “estamos ante un sistema muy perverso de extrema gravedad constitucional e institucional” y agregó: “En mi vida como legisladora nacional he visto y he escuchado algo similar a lo que nos ha tocado ver y escuchar en los chats, en las fotos, en las filmaciones” difundidas en el caso D’Alessio.

Cristina Kirchner

@CFKArgentina

Siento la responsabilidad de no estar sentada en esta banca para cobrar un sueldo o para calentarla, sino para decir lo que está pasando en la República Argentina.https://youtu.be/8hgRRcxwTMA 

6.700 personas están hablando de esto

En su alocución, que cerró una andanada de cuestiones de privilegio presentadas por sus pares del bloque del Frente para la Victoria-PJ, Cristina involucró en la causa abierta por extorsión y asociación ilícita contra D’Alessio a legisladores nacionales de Cambiemos, a periodistas y medios de comunicación y al fiscal Carlos Stornelli, entre otros actores. También criticó al justicialismo de Alternativa Federal, al que tildó de “cartón pintado”, y reivindicó a su espacio como la “verdadera oposición” al gobierno del presidente Mauricio Macri.

Siento la responsabilidad de no estar sentada en esta banca para cobrar un sueldo o para calentarla, sino para decir lo que está pasando en la República Argentina”, disparó CFK. Otras senadoras kirchneristas y el propio jefe del bloque, Marcelo Fuentes, expusieron durante casi una hora con eje en la crítica al gobierno y al sector de la Justicia que sigue distintas causas contra ex funcionarios nacionales.

El único oficialista que tomó la palabra, en ese caso para agradecer su reelección como presidente provisional del Senado, fue Federico Pinedo, quien llamó a la reflexión. “Ante las extremas descalificaciones del kirchnerismo en el recinto, reiteramos que vamos a preservar el Senadocomo ámbito de respeto, de acuerdo y de construcción”, enfatizó.

Autoridades

Después del bloque de cuestiones de privilegio, la vicepresidenta llamó a cumplimentar la elección de autoridades, con la reelección de Pinedo y de los vicepresidentes Omar Perotti (justicialista), Inés Pilatti Vergara(Frente para la Victoria-PJ). A propuesta del presidente del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, quedó vacante el cargo de vicepresidente primero del Senado, por el paso al costado que dio el radical Juan Carlos Marino, a quien se le sigue una causa en la Justicia por presunto abuso sexual contra la trabajadora legislativa Claudia Guebel.