Cuál fue la coartada del adolescente acusado de asesinar a su mejor amigo en Córdoba

El menor de 13 años está detenido en un centro juvenil y a pesar de que habría confesado el crimen, es inimputable por su edad.

El adolescente de 13 años habría confesado el crimen.

El adolescente de 13 años habría confesado el crimen.

Se dieron a conocer detalles importantes sobre la posible coartada del adolescente acusado de asesinar a su mejor amigo, Joaquín Sperani, en una casa abandonada en Laboulaye, Córdoba.

Para la Justicia hay varios elementos, junto a la supuesta confesión del autor, que indican que el menor de 13 años es quién asesinó a Sperani de 18 golpes en la cabeza.

Aunque todavía falta evaluar si en el crimen hubo participación de más personas, todo se concentraría en la culpabilidad de Leandro.

Con el avance de la investigación, la Justicia comenzó a rearmar la coartada del chico antes y después del macabro crimen.

En este sentido se confirmó es que los dos adolescentes llegaron una hora antes al colegio Ipem Nº 278 “Malvinas Argentinas” y que en un momento de la jornada se fueron de la institución rumbo a la casa abandonada que quedaba a 100 metros.

A los minutos, Leandro volvió a la escuela por lo que su ausencia no generó sospecha en las autoridades. Así tampoco la de la víctima ya que dentro del colegio estaba su bicicleta y su mochila.

Además, los compañeros y docentes de los dos jóvenes señalaron que el acusado no tenía manchas de sangre en su ropa o algo que llame la atención. 

Lo único que falta constatar es porqué Joaquín y Leandro abandonaron la escuela para ir hasta la vivienda donde, tres días después el menor apareció muerto. Asimismo, quieren saber qué motivó al chico de 13 años a asesinar a su mejor amigo. 

Familiares y amigos de Joaquín se acercaron a darle el último adiós

Autopsia y despedida

La pericia al cuerpo de Joaquín fue realizada por la forense Ana Laura Peiovich en la localidad de Río Cuarto. Allí se confirmó que el adolescente murió a causa de un «traumatismo de cráneo muy fuerte».

También se destaca que la víctima fue golpeada con un objeto contundente en la parte frontal y en la posterior de la cabeza y que no logró defenderse del ataque.

Los 18 golpes en su cabeza generaron que Joaquín sufriera un daño encefálico irreversible que le provocó la muerte de forma instantánea. 

Por el hecho, Leandro está detenido en el Centro de Admisión y Diagnostico (CAD), donde en las próximas horas se llevarán a cabo estudios diagnósticos, psicosociales y ambientales.

Durante la tarde del lunes se llevó a cabo la despedida del menor de edad en el club Huracán, donde jugaba al fútbol. Los restos fueron inhumados en el cementerio de Jesús Redentor.

Escrito por Micaela Cendra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *