CULMINÓ LA ALFABETIZACIÓN CASTELLANO QUECHUA EN MAIPÚ

El Programa de Asociativismo Rural de la Dirección de Desarrollo Económico de la Municipalidad de Maipú, a través de un convenio con la Asociación Civil de SORORIDAD, impulsaron una prueba piloto de Alfabetización Bilingüe, con un grupo de 20 mujeres rurales que viven en situaciones de vulnerabilidad, para fortalecer la autonomía e integración de las comunidades residentes en el departamento. El curso comenzó en abril y finalizó este sábado, 1 de diciembre, con la entrega de certificados, y con la presencia del Intendente, Alejandro Bermejo, quien apoyó desde un primer momento este proyecto.

La acción comienza con un proyecto de promoción y desarrollo socioeconómico con pequeños productores agrícolas, el programa de Asociativismo Rural, que tiene como objetivo mejorar la rentabilidad intra-finca de perfil familiar, y la calidad de vida a través de un proyecto integrado teniendo en cuenta la interculturalidad y las necesidades que alcanzaban a esas familias, y se armó un equipo para organizarlos en grupos. Así se logró que 11 de 15 grupos de agricultores trabajen hoy con normas de calidad y con un aumento en la rentabilidad.

Se trabajó en redes con instituciones como el INTA, la Secretaría de Agricultura Familiar, distintas áreas del municipio de Maipú, el ISCAMEN, las distintas facultades de la Universidad de Cuyo, el Departamento General de Irrigación, y otras organizaciones de producción, y se armaron proyectos en las zonas en donde la Universidad de Cuyo, a partir de una investigación, planteó que la comunidad de Los Álamos, de Fray Luis Beltrán, necesitaba una asistencia diferente ya que en este territorio se encuentra la mayor parte de las comunidades norteñas y bolivianas del departamento en situación de vulnerabilidad.

Uno de los emergentes es la inequidad en el rol laboral que cumplen las mujeres rurales. Se trabajó con capacitaciones, empoderamiento y acompañamiento para que estas tengan herramientas desde cómo manejar las maquinarias hasta el conocimiento de dónde quedan las instituciones a fin a la agricultura y cuáles son las formalidades que requiere el sector para ser visible, ya que la mayoría de estos grupos de agricultores hortícolas de subsistencia estaban en la informalidad. Hoy, un 86% está incluido en la formalidad con proyectos viables de desarrollo, y con líneas gestionadas de financiamientos para su ejecución.

“En ese encuentro con las mujeres rurales surge la demanda de saber más para ayudar a otros, como por ejemplo personas que recién llegaban del norte hablando quechua y que no podían expresar sus dolencias en los centros de salud, ni las personas residentes en el departamento podían traducir por haber olvidado la lengua. Entonces emerge esta necesidad y sensibilidad de reconocer esta interculturalidad para que nos podamos comunicar mejor”, expresó Paula Moreno, técnica en psicología social y creadora del programa de alfabetización. Por eso se lleva a cabo la Alfabetización Castellano – Quechua en mujeres porque cumplen un rol fundamental de transmisión de cultura y acompañamiento en la formación y educación de la familia. Para ello se contrató a una alfabetizadora maipucina Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en la lengua Quechua, y que pertenece a la Asociación Civil SORORIDAD.

La comuna de Maipú se encargó del lugar para llevar adelante el curso, el refrigerio, el equipo multimedia y la Asociación Civil SORORIDAD donó los manuales. La convocatoria fue en el Centro Integrador Comunitario ubicado en Fray Luis Beltrán, los sábados por la mañana, en la búsqueda del ejercicio pleno de la ciudadanía de las mujeres con la intención de salvaguardar los espacios de participación e intercambio de experiencias. Como resultado estas mujeres terminaron con el compromiso de replicar esta vivencia con otras compañeras de su sector, y con la producción de su propio contenido como carteleras en los centros de salud en lengua quechua, y exposición de la experiencia en la feria del libro.

El Intendente y el Secretario de Gobierno que estuvieron presentes en este cierre y entrega de certificados, se comprometieron a seguir acompañando y abrir estos nodos nuevamente el año que viene, con fechas a definir planeadas conjuntamente con la comunidad. La Dirección de Desarrollo Económico local tiene como eje el trabajar la economía humanizada. La comuna de Maipú es la única que tiene este programa de alfabetización, por lo cual se espera que la demanda sea aún mayor el próximo año.

La idea es seguir institucionalizando la propuesta y que empleados públicos municipales, educadores, personal de la salud, se puedan capacitar porque son los que necesitan tener herramientas para comunicarse con la comunidad maipucina que tuvo que migrar, y no es menor reconocer la interculturalidad y el respeto a la diversidad. Mientras otros quitan derechos, el municipio maipucino los restituye apoyando estas iniciativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *