Das Neves atravesó más de un año de operaciones y tratamientos

El fantasma del cáncer lo siguió al mandatario durante la campaña del 2015 donde atravesó la etapa más dura de tratamiento. Nuevas manchas y obstrucciones complicaron el primer semestre de su mandato, pero pudo vencerlas.

El 13 de marzo de 2015 a solo dos días del lanzamiento oficial de ”Chubut Somos Todos” el partido que lo llevó a ganar la re-elección, Das Neves sinceró su situación de salud en el marco de una conferencia de prensa realizada en la ciudad de Trelew. En el arranque de la conferencia sin preámbulos el por entonces candidato a gobernador recordó que en el año 2001, cuando ocupaba una banca en el Congreso, atravesó un tratamiento por un linfoma. Esa condición la mantuvo incluso hasta el año 2003 cuando asumió el primer mandato como Gobernador de Chubut, cargo que ocupó por ocho años consecutivos.

Ya sin inconvenientes y en medio de un control de rutina en 2015 Das Neves detectó un nuevo problema oncológico, un cáncer de colon alertó a su entorno y sirvió de “crítica” a inescrupulosos que buscaron en el marco de la campaña hacer mella de una cuestión de salud para demostrar debilidad por parte del dirigente. En esa primera conferencia en la que Das Neves habló de su enfermedad, confirmó que seguía en carrera para recuperar la gobernación y llevó calma a los que lo elegirían.

“La vida continúa- dijo – vamos a ir a fondo, y este no va a ser un obstáculo, no solo en mi vida personal sino en el camino de este espacio político que vino para quedarse. Pareciera casualidad, porque se da en los mismos tiempos que en 2003. Lo tuve antes de ser gobernador, lo superé. Si hay algo que nadie puede decir es que le faltó fuerza a la gestión. No tengo dudas de que esto lo voy a superar, las próximas semanas son las que requieren un tratamiento más firme”, dijo.

Tras los periodos de tratamiento no se volvió a hablar del tema, hasta el mes de noviembre cuando con grandes titulares se anunció “Das Neves le ganó al cáncer”, por entonces había sido operado con éxito y que estaba “100% curado”. Por esos días el tweet #FuerzaMario fue tendencia en la provincia.

En abril de 2016 se realizó los primeros controles ya siendo gobernador: “uno se sorprende de cómo hay gente que maneja información maligna, porque si yo hubiese ocultado esto, lo entendería. Pero nunca he ocultado esta información, y después de los controles yo sigo firme trabajando, tratando de solucionar todos los problemas de la provincia”, advirtió y así fue.

Recién en el mes de junio el mandatario se enfrentó una larga operación de cuatro horas que lo obligó a dejar en su sillón al vicegobernador Mariano Arcioni. En aquella oportunidad el tema fue adelantado y la información luego de la intervención fue inmediata. “No quedan rastros de la enfermedad” fue la frase repetida por sus hijos y su esposa en los medios de la provincia.

Sin embargo una conferencia de prensa de último momento encabezada por Gonzálo Carpintero, Marivi Das Neves y Pablo Das Neves causó alarma otra vez en torno a la salud de Das Neves, aquí se advirtió que en el marco de un control de rutina se definió una intervención de último momento y el plazo para su reincorporación serían 10 días. La falta de información, partes médicos y un sinfín de rumores, obligó a sus hijos a realizar reiteradas aclaraciones en redes sociales.

“Lo que ocurrió fue una situación que requirió de una intervención, que no tiene nada que ver con el tema oncológico, tiene que ver con una situación intestinal común a pacientes que han atravesado intervenciones en el abdomen”, explicó su hijo en la mañana del 2 de agosto, mientras las redes ya hablaban de “coma inducido”.

Finalmente el miércoles 17 de agosto el gobernador Mario Das Neves fue dado de alta. Tras 23 días de ausencia por su estado de salud, y de manera inmediata, convocó a una reunión de Gabinete. Según comentaron, Das Neves ya había comenzado a tener contacto telefónico con funcionarios provinciales mientras se encontraba en plena recuperación en el Hospital Austral de Pilar.

Desde entonces, el mandatario no tuvo complicaciones en su salud y solo se ausentó de sus funciones por periodos muy breves en contadas ocasiones para someterse a chequeos. Hasta el 23 de agosto de este año, que sorpresivamente anunció claramente conmovido que se tomaría 10 días para “darle el impulso final a la gestión”. Das Neves admitió que la decisión fue tomada en familia y que aprovecharía ese periodo de tiempo para estar en Buenos Aires cerca del equipo médico que lo atiende.

Soy uno más de los miles que padecemos esta enfermedad y que le damos la pelea todos los días.

Agradezco a todos aquellos q están pidiendo por mi salud. Las cadenas de oraciones, los rosarios que me traen, los buenos deseos y energías.

El día viernes se me realizará la cirugía complementaria del tratamiento. Como siempre digo, un control a tiempo, salva. Gracias a todos!

Este viernes culmina el tratamiento oncologico que arranque en marzo de este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *