Definen cuáles serán las medidas de prevención que deberá cumplir el plantel de Boca

– EL DÍA DESPUÉS DE LOS INCIDENTES EN BRASIL

La ministra de Salud Carla Vizzotti informó que fue solicitada toda la información para poder evaluar el riesgo epimiológico y definir qué medidas cumplirá el plantel Xeneize cuando arribe a Ezeiza proveniente de Belo Horizonte.

La ministra de Salud Carla Vizzotti consignó que fue solicitada toda la información para poder evaluar las medidas de prevención epidemiológica que se tomarán al regreso del plantel de Boca Juniors desde Brasil tras los incidentes que tuvieron lugar en la noche del martes, tras el partido que disputaron con Atlético Mineiro.

“Estamos pidiendo información de la situación para evaluar exactamente el riesgo y tomar una definición”, aseveró la titular de la cartera de Salud, quien indicó que esta mañana se encontraba en comunicación para analizar este tema con su par de Turismo y Deportes, Matías Lammens, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Así lo expresó en declaraciones formuladas a Radio La Red, en las que una vez que reciban la información oficial y que evalúen “la situación y el riesgo”, se va tomar una “decisión” sobre los pasos que deberá seguir el plantel de Boca Juniors una vez que regrese al país, por la tarde.

“Hay que evaluar exactamente cómo ha sido la situación. Necesitamos tener también la información del club. Tenemos que tener la información como se hace en todas las investigaciones epidemiológicas y, en función de eso, tomar una decisión”, indicó Vizzotti.

“Hay que evaluar exactamente cómo ha sido la situación. Necesitamos tener también la información del club. Tenemos que tener la información como se hace en todas las investigaciones epidemiológicas y, en función de eso, tomar una decisión”CARLA VIZZOTTI”Claramente esto es una situación extraordinaria y no siguió los mecanismos“, aseveró la ministra quien insistió en que será tomada “una decisión” una vez que esté “relevada toda la información” necesaria.

“Salen a las 15 desde allá, según informaron, así que hay tiempo para definir junto con con el club cómo trabajarlo”, resumió la ministra en la entrevista que concedió en la mañana de este miércoles.

La delegación “Xeneize” abordará un vuelo charter a las 15 para trasladarse desde Belo Horizonte a Ezeiza, según informó a Télam un allegado al plantel, en un plan que se trastocó debido a los incidentes que se produjeron luego del partido ante el Mineiro, en una derrota por penales (3-1) que se produjo luego de haber igualado cero a cero al cabo de los 90 minutos.

En principio, Boca tenía previsto emprender el vuelo charter de regreso a la Argentina a las 23.15 de la noche del martes para llegar a Ezeiza a las 2.40 de la madrugada de este miércoles, algo que no se produjo porque la delegación debió prestar declaración en la comisaría sin poder descender de los ómnibus para no romper la burbuja sanitaria.

Debido a la tardanza en las declaraciones y como el aeropuerto de Belo Horizonte cierra a las 2 de la madrugada, la delegación debió pernoctar en la ciudad, y el regreso se pospuso.

El escándalo se generó por el malestar de los jugadores de Boca por un gol lícito anulado al lateral Marcelo Weigandt a instancias del VAR, que le hubiera dado al equipo la victoria y el pase a cuartos de final.

Un gol lícito anulado que desató el malestar

El plantel de Boca Juniors, el cuerpo técnico encabezado por el entrenador Miguel Ángel Russo y dos de los integrantes del Consejo de Fútbol pasaron la noche en Belo Horizonte luego de la escandalosa eliminación en los octavos de final de la Copa Libertadores y recién regresarán a la Argentina en la tarde de este miércoles.

El escándalo se generó por el malestar de los jugadores de Boca por un gol lícito anulado al lateral Marcelo Weigandt a instancias del VAR que le hubiera dado al equipo la victoria y el pase a cuartos de final.

Con el partido empatado sobrevino la definición por penales que ganaron los brasileños y en los vestuarios el caos con agresiones cruzadas entre el presidente del Mineiro, Sergio Coelho, algunos jugadores y dos integrantes del Consejo de Fútbol, Jorge Bermúdez y Raúl Cascini.

Luego de una gresca generalizada con efectivos de seguridad, la policía brasileña imputó a los jugadores Sebastián Villa, Carlos Zambrano, Javier García, Carlos Izquierdoz, Marcos Rojo, al entrenador de arqueros Fernando Gayoso, al ayudante de campo Leandro Somoza y a Cascini.

Los disturbios se produjeron cuando los futbolistas fueron a los pasillos del vestuario a reclamarle al árbitro uruguayo, Esteban Ostojich, quien a instancias del VAR anuló el gol legítimo de Weingandt.

“Los incidentes se iniciaron porque un delegado de Conmebol denunció una agresión y después se debieron utilizar los gases lacrimógenos para disuadir la situación”, justificó lo sucedido el miembro de las fuerzas de seguridad locales, Santiago Mayor.

Ese comienzo de los disturbios se produjo cuando los futbolistas fueron a los pasillos del vestuario a reclamarle al árbitro uruguayo, Esteban Ostojich, quien a instancias del VAR anuló el gol legítimo de Weingandt a los 17 minutos del segundo tiempo, y luego la policía empezó a lanzar gases hacia la zona del ingreso del vestuario visitante.

En las imágenes televisivas también se ve como el presidente del Mineiro, Sergio Coelho lanza una botella de agua a los jugadores de Boca que estaban del otro lado del vestuario en el medio de un caos general.

La situación motivó la intervención del embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, quien se ocupó de asistir al plantel de Boca ante la posibilidad de que varios fueran detenidos.

Boca quedó eliminado en Brasil, luego de haber sido perjudicado en ambos partidos de la serie, ya que en el primero jugado en “La Bombonera” que finalizó cero a cero también a instancias del VAR se había anulado un gol lícito del mediocampista Diego “Pulpo” González.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *