Drones, helicópteros, perros rastreadores y varias camionetas de Gendarmería buscan intensamente a la niña de 10 años sin tener novedades sobre su paradero. Sin embargo, los investigadores del caso no pierden de vista un conflicto familiar entre su mamá,Yanina, y su papá, Juan Carlos, quien directamente acusa a la madre de la menor de estar involucrada con el narcotráfico.

Intensa búsqueda de Sheila en el barrio.

En diálogo con Crónica, el abuelo de la nena, Pedro Ramón Ayala, de 61 años, reveló que los días previos a la desaparición, la mamá de la menor tomó una decisión extraña que hizo “ruido” en la familia. “Mi hijo me dijo ‘papá, Yanina me trajo a Sheila y me pidió que yo la tenga porque tiene problemas con gente pesada’”. Luego agregó que se enteró a través de varios vecinos que verdaderamente “estaba relacionada con la droga”.

Por su parte, Yanina desmintió la acusación del círculo paterno: “Ellos me quieren echar la culpa a mí, pero sé que la persona que se llevó a Sheila es alguien que el padre conoce”. Y negó tener causas judiciales en su contra, lo que habría sido el principal motivo de la pérdida de la tenencia de Sheila, quien vive con su papá. “No tengo problemas con la Justicia ni nadie se quiere vengar conmigo”, aclaró la mamá de la nena desaparecida, quien amplió: “A mi hija se la llevó alguien que la conoce. Yo siento que sigue con vida”.

En las últimas horas, llegó a la Fiscalía Nº20 de Malvinas Argentinas un informe que detalla que hace pocas semanas el padre de Sheila obtuvo la tenencia legal de la nena junto a la de sus otros hermanos. Además, había conseguido que desde el Anses le depositen a él un plan social que cobraba Yanina.

Mientras tanto circuló por las redes sociales un video captado por una cámara de seguridad instalada en las inmediaciones de la casa de la menor que muestra cómo una mujer camina del brazo junto a una nena, con características similares a las de Sheila. Sin embargo, la mamá negó que se trate de ella: “Mi hija no es la del video. No usa esa ropa, usa calzas, es más alta y no tiene el pelo tan largo”, expresó.

Las cámaras de seguridad captaron estas imágenes.

Según se supo, la familia materna de la nena realizó en las últimas horas un corte en avenida Balbin y Maestro Ferreyra, a 10 cuadras de donde desapareció Sheila, para reclamar por su aparición. En tanto las familias tanto materna como paterna hicieron un pacto de no agresión hasta que aparezca.

Al momento de la desaparición, la menor vestía una remera violeta con el dibujo de una princesa, un pantalón negro con estrellas rosadas y ojotas marrones. En el hecho intervino la Comisaría Tercera de San Miguel y la Unidad Fiscal N° 20 Descentralizada de Malvinas Argentinas.