Detenidos, policías retenidos y una protesta en aumento en Ecuador

– TRAS LIBERACIÓN DE LÍDER INDÍGENA

La justicia liberó al titular de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), mientras la administración de Lasso teme por la crisis social desatada y que se va incrementando.

El lider indigen Leonidas Iza haba sido detenido el martes Foto Twitter
El lider indigen Leonidas Iza habìa sido detenido el martes. Foto: Twitter.

El líder indígena ecuatoriano Leonidas Iza, acusado de paralizar el transporte público, recuperó este miércoles su libertad por orden judicial, en el tercer día de las movilizaciones sociales en contra del Gobierno, que advirtió que las protestas favorecen a grupos de narcotraficantes, denunció la retención de policías por parte de manifestantes y 15 patrulleros destruidos, y se manifestó “abierto al diálogo”.

La salida de Iza fue solo un elemento de un día intenso en el que los sectores que llaman a movilizarse instaron a endurecer las protestas, y el presidente Guillermo Lasso remarcó que su administración tiene “las puertas abiertas al diálogo”, pero que no cederá “ante grupos violentos que pretenden imponer sus reglas”.

Iza fue recibido por algunos simpatizantes con abrazos y consignas como «¡Viva la lucha!» y «¡Viva el paro!», exclamadas con júbilo, poco antes de que una indígena se acercara a él y le practicara la «limpia», que consiste en pasar sobre el cuerpo plantas consideradas medicinales.

Liberado una hora después de finalizada la audiencia judicial, el líder pidió «mucha fortaleza» y dio por seguro que el colectivo no se desmoralizará y mantendrá la lucha, ante partidarios y en una declaración transmitida por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) por redes sociales.

Un par de horas antes, una jueza había ordenado su «inmediata liberación y que se presente periódicamente ante la Fiscalía», dijo a la agencia de noticias AFP Raúl Ilaquiche, quien integra el equipo que defiende a Iza.

El ente acusador, que en principio pidió prisión preventiva para el dirigente, confirmó el fallo en su cuenta de Twitter y señaló que la justicia dictó medidas alternativas para Iza por «presunta paralización de un servicio público», sancionada con hasta tres años de cárcel.

El líder indígena había sido detenido ayer y trasladado a la Unidad de Flagrancia del norte de Quito, donde permaneció por varias horas y, posteriormente, llevado a la ciudad de Latacunga por vía aérea, en medio de un fuerte contingente policial.

El arresto se produjo en medio de movilizaciones contra el Gobierno, en rechazo a la suba en el precio de los combustibles.

Hoy, importantes columnas de indígenas, pero también de otros sectores, entraron a Quito por una avenida sureña para instalarse en el centro histórico, donde está la sede del Ejecutivo, frente a un despliegue policial y militar superior a lo usual.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, expresó a la prensa que el Gobierno tiene «control» sobre la marcha y que garantizará la “contención de la violencia con el uso progresivo (de la fuerza), con la firmeza que requiere el Ecuador».

Más tarde, en conferencia de prensa, advirtió que hay “siete policías retenidos en una comunidad de la provincia de Cotopaxi”, detalló que “el número de detenidos sobrepasa los 20 y se abrieron 41 instrucciones fiscales” y lamentó que “suman 15 los patrulleros agredidos e inutilizados».

Los festejos tras la liberacin de Iza Foto AFP
Los festejos tras la liberación de Iza. Foto: AFP

Sobre la situación de los policías detalló que se presentó una denuncia contra los presuntos captores por el delito de secuestro.

Con el objetivo de liberar a los rehenes, la Policía Nacional activó un equipo de la Unidad Especializada Antisecuestros (Unase) y solicitó la participación de organismos internacionales como la Cruz Roja.

En 2019, Quito fue durante más de una semana el escenario de violentas protestas lideradas por el movimiento indígena, que dejaron once muertos. Las manifestaciones obligaron al entonces presidente Lenín Moreno a dar marcha atrás en su plan de eliminar millonarios subsidios a combustibles.

La Conaie señaló que el paro nacional “sigue con más fuerza desde las provincias que se suman» y oficialmente se informó de cortes de rutas en 14 de las 24 provincias.

Según el sitio Primicias, las movilizaciones provocaron además la suspensión de las clases presenciales en 573 escuelas de 13 cantones de Pichincha, Cotopaxi, Bolívar y Pastaza.

Las Fuerzas Armadas, mientras, reportaron que diez militares resultaron heridos al evitar que «mediante actos violentos» manifestantes tomaran una estación petrolera en la Amazonía.

Carrillo celebró la decisión de la Justicia de procesar a Iza por la supuesta paralización del servicio del transporte público con el bloqueo de carreteras.

«La administración de Justicia ha declarado que la detención del señor Iza es legal, en primer lugar. En segundo lugar, ha abierto una instrucción fiscal» contra el dirigente, manifestó.

Carrillo denunció además que las protestas están beneficiando al narcotráfico, porque las fuerzas de seguridad “se ven alejadas de sus tareas principales”.

Junto con sus pares de Defensa, Luis Lara, y de Inteligencia Estratégica, Fausto Cobo, los tres participaron de un comité de seguridad para informar al presidente Lasso de la situación del país.

Lara salió en respaldo del argumento de Carrillo sobre el narcotráfico con un discurso idéntico: “Estas movilizaciones que se están realizando están distrayendo el accionar de Fuerzas Armadas”, expresó.

La Conaie, que mantuvo varios diálogos sin resultados con el Gobierno, reclama una baja en los precios de los combustibles a 1,50 dólares del galón (3,78 litros) de diésel y a 2,10 de la nafta de 85 octanos.

Entre mayo de 2020 y octubre de 2021, los precios eran revisados mensualmente, por lo que el diésel casi se duplicó (de 1 a 1,90 dólares) y la nafta común subió un 46% (de 1,75 a 2,55).

La organización indígena más poderosa del país protesta también por la falta de empleo y la entrega de concesiones mineras en territorios nativos, y reclama el control de precios de los productos agrícolas y la renegociación de deudas de campesinos con los bancos.

En las afueras de Quito, también hubo hoy manifestaciones de transportistas de carga, que demandan el alza de tarifas de fletes.

Lasso volvió a cuestionar, desde su cuenta de Twitter, a los sectores movilizados: “Las agendas de protesta de los diferentes grupos sociales son legítimas, pero no pueden darse en base a engaños y búsqueda de violencia”, escribió.

“No podemos permitir la violencia ni caos en un país que se está reactivando luego de dos años de pandemia”, insistió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.