Detuvieron a la folclorista Roxana Carabajal en un operativo por la cuarentena

Habría tratado de defender a tres jóvenes que eran arrestados por jugar al fútbol sin barbijos

Ocurrió en la ciudad de Santiago del Estero. Según fuentes policiales, habría agredido a policías que arrestaban a tres jóvenes por no cumplir con los términos del aislamiento social.
Imagen: Leandro Teysseire

La folclorista Roxana Carabajal fue detenida por la Policía durante la tarde de este lunes, tras ser acusada de agredir e insultar a efectivos que arrestaron a tres jóvenes por incumplir los términos del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus, en la ciudad de Santiago del Estero. Además de la artista de 47 años, también fue detenida en similares circunstancias otra mujer llamada María del Carmen Saavedra.

El incidente se produjo este lunes, poco antes de las 18 horas, cuando efectivos policiales acudieron al barrio Mariano Moreno y encontraron a un grupo de jóvenes que disputaban un “picado” de fútbol, al menos tres de ellos sin la protección de tapabocas.

Los tres muchachos, de 20 años, uno de ellos hijo del floclorista Juan Saavedra, fueron llevados detenidos, sin oponer resistencia.

No obstante, en ese momento llegaron Carabajal y Saavedra, quienes -según fuentes policiales- insultaron y agredieron a los uniformados, por lo que también terminaron detenidas.

Los cinco fueron trasladados a la Escuela de Suboficiales y Agentes, según lo informado por el diario El Liberal.  Los jóvenes por incumplir con el artículo 205 del Código Penal Argentino y las mujeres por atentado y resistencia a la autoridad.

Roxana Carabajal, de 47 años, es hija del también músico Carlos Carabajal, ambos integrantes del conocido clan de flocloristas de origen santiagueño. Nacida en Buenos Aires, desde pequeña se trasladó a la ciudad de La Banda, en Santiago del Estero, donde debutó como cantante con solo seis años en la peña “La Chacarera”, que fundó su padre.

A los 17 años fue sumada por su hermano, Peteco Carabajal, a su proyecto artístico, en el que permaneció diez años. En 1999, ganó el premio Consagración en el Festival de Cosquín, al participar con la zamba “La Tristecita”.

Al año siguiente, emprendió una fructífera carrera como solista, al editar su álbum debut “Astilla”, con el que vendió más de 25 mil ejemplares y obtuvo el Premio Gardel a Mejor Artista Revelación del Año, mientras que llegó a compartir la terna de Mejor Cantante Femenina de Folclore con Mercedes Sosa.

En 2001 recibió el premio “Cóndor de Fuego” a la mejor cantante floclórica nacional y en 2005 fue galordonada con el premio Gaviota de Plata en el Festival de Viña del Mar como Mejor Intérprete de Folclore.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *