Este martes, en repudio a la represión que los docentes sufrieron en Chubut y enCorrientes, la Confederación de los Trabajadores de la Educación encabezará un paro por 24 horas. A la medida de fuerza se suman los maestros del ámbito privado. “La represión es nuestro límite, si tocan a uno nos tocan a todos. El paro nacional es para decir no a la represión y no a la violencia“, dijo la secretaria general de la Ctera, Sonia Alesso, en relación a los momentos vividos la semana pasada en la provincia de Chubut, donde la policía reprimió el martes con balas de goma y gas pimienta a docentes que se encontraban fuera de la Casa de Gobierno en Rawson a la espera de los resultados de una reunión con las autoridades provinciales por paritarias.

Cabe destacar que el Ministerio de Educación de la provincia se encuentra tomado, ya que los maestros se manifestaron contra el aumento por decreto que el gobierno firmaría este lunes a primera hora. Según trascendió, pese a insistir con el reclamo de un incremento de $1.500 al básico, el gobierno de Mariano Arcioni publicaría el decreto otorgando un incremento de $1.200, cláusula gatillo en los dos últimos trimestres del año y mantener el adicional de $1.500 que se venía pagando. Además, no se descontarían los días de paro.

Por otra parte, Alesso afirmó también que la huelga será para reclamar “la resolución de los conflictos nacional y provinciales y por la vigencia de la paritaria nacional docente”, que la gestión Cambiemos decidió desactivar en 2017.