Franco Armani, el arquero que llegó a River hace tres meses y se ganó la admiración de propios y extraños en base a grandes actuaciones, recibió elogios de dos que brillaron en su puesto y fueron campeones del mundo con el seleccionado argentino, Ubaldo Fillol Nery Pumpido.

“Armani está en el camino correcto. Fue de menor a mayor durante su carrera y si sigue atajando como lo hizo contra Boca y Racing, le va a meter una hermosa presión a Sampaoli”, dijo el Pato en diálogo con Télam, durante el lanzamiento de anoche en el barrio porteño de Puerto Madero de la escuela de entrenadores de César Luis Menotti, que congregó a diferentes personalidades del fútbol, incluído  Jorge Sampaoli.

Fillol, campeón del mundo en Argentina 1978 y mundialista en Alemania 1974 y España 1982, elogió al flamante arquero Millonario, nacido en Casilda (igual que Sampaoli) hace 31 años y con una gran trayectoria en Colombia con la camiseta de Nacional de Medellín.

“Está cumpliendo una gran actuación y se mantiene en la pelea, pero después del puesto de (Lionel) Messi, el de arquero es el más tranquilo porque Sampaoli tiene como siete para elegir. Lo tenes a (Sergio) Romero, (Nahuel) Guzmán, (Wilfredo) Caballero, (Gerónimo) Rulli y (Agustín) MarchesínMusso. Ojalá todos los entrenadores tuvieran esta posibilidad”, indicó Pumpido.

Pumpido fue el arquero campeón del mundo en 1986 y además estuvo en los mundiales de España 1982 e Italia 1990, y también ocupó el arco de River en uno de los momentos más trascendentes de la historia, cuando los de Núñez ganaron la Copa Libertadores de América y también la Intercontinental, ambos títulos en 1986.

En tanto, también opinó del tema César Luis Menotti, el DT campeón del mundo en 1978 y anfitrión de la velada en la que lanzó su escuela de entrenadores.

“¡No se metan en las decisiones del entrenador! ¿O acaso nosotros le decimos cómo tienen que agarrar el micrófono?”, deslizó Menotti en la puerta del Faena Arts del coqueto y joven distrito porteño.

La sugerencia del DT campeón del mundo a los periodistas emergió ante la consulta permanente por Armani, el apellido de moda, el que está en boca de todos, en un puesto donde abundan las opciones.

Asimismo, el entrenador del seleccionado argentino no desconoce sus condiciones porque siguió de cerca sus actuaciones, entre ellas las consagratorias ante Boca, en la final de la Supercopa Argentina jugada en Mendoza, y la más reciente ante Racing del domingo último por la Superliga.

“El momento de Franco es muy bueno. Es arquero de River, no está en cualquier equipo; ojalá que tenga un lugar”, manifestó su compañero Leonardo Ponzio.

El titular del club de Núñez, Rodolfo D’Onofrio, fue más enfático: “Tiene que estar entre los tres arqueros; tiene el nivel para estar ahí. Es una pena si lo perdemos, pero es una opinión, no quiero echarle una carga al entrenador”.

D’Onofrio resaltó que “no hace falta ver solo las actuaciones reciente” de Armani para apoyar su convocatoria porque en el fútbol colombiano, en Atlético Medellín, dejó una huella hace años.

“En Colombia hizo lo mismo que está haciendo ahora. Tenemos la suerte que es argentino porque algunos creían que era colombiano”, cerró el presidente de River.

El rodaje escaso de Sergio Romero en Manchester United es un detalle que no escapa a Sampaoli y que el ex Racing arrastra desde la gestión de Alejandro Sabella, con dos mundiales sobre sus espaldas como titular.

La tarea de Caballero en la goleada ante España, por lesión de “Chiquito”, borró lo bueno que hizo ante Italia, mientras Guzmán, con actividad en el fútbol mexicano, da la sensación de completar el tercer cupo de arqueros.

Armani vuela de palo a palo cada domingo para los ojos de Sampaoli tal como lo imaginó cuando se fue de Colombia. En tiempo récord, tal esfuerzo despertó notoriedad, pero así las cosas, con tres nombres definidos y probados, necesitará de algo más para instalarse en Rusia a pesar de sus atajadas magníficas.