Dos mujeres lo dejaron encerrado y murió al tratar de huir por los techos

Primero en cronica.com.ar  Sucedió en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, en el partido de La Matanza, cuando un joven, de 25 años, intentó salir de su vivienda, en la que había quedado atrapado, y pereció tras caer accidentalmente dentro de un taller mecánico. El muchacho y 2 mujeres, momentos antes, habían participado de una fiesta en interior del domicilio de la víctima fatal.

El hecho se produjo en este vecindario, en el centro de la localidad bonaerense de Ramos Mejía.
El hecho se produjo en este vecindario, en el centro de la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

La localidad bonaerense de Ramos Mejía, en el partido de La Matanza, se convirtió en escenario de un trágico suceso, ya que un joven, de 25 años, quien había quedado encerrado en una vivienda tras participar de una fiesta en compañía de 2 amigas, pereció al caer accidentalmente al interior de un taller mecánico, al intentar salir a la calle por los techos de los inmuebles aledaños. Se creyó en un comienzo que el fallecido era un ladrón que había tratado de robar en el local, pero luego esta hipótesis fue totalmente descartada.

Al respecto, lo voceros de los tribunales de La Matanza revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima, identificada como Ezequiel Leandro Delgadillo, de 25 años, apareció fallecido y ensangrentado, boca abajo, en el suello de un comercio de dicho rubro, situado en Medrano al 100, en el citado distrito, en el oeste del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, se logró establecer que el damnificado había participado, junto a 2 de sus amigas, de una fiesta dentro de su vivienda ubicada en la misma cuadra, oportunidad en la que las mujeres, al retirarse del inmueble, se llevaron las llaves de acceso y por tal motivo el muchacho quedó encerrado en el lugar, mientras se hallaba dormido.

Pero al despertarse, el joven advirtió la situación y salió por una de las ventanas del domicilio, pero en estas circunstancias pisó el techo de un taller mécanico vecino, que se hallaba construido con chapas de fibras de vidrio, las cuales cedieron a raíz de su peso y ocasionaron que cayera de 2,50 metros de altura.

Servidores públicos de la comisaría de Ramos Mejía (2. Noroeste de La Matanza) se encargan de investigar lo ocurrido.

Intervino en el expediente, que se caratuló “Averiguación de causales de muerte”, el doctor Claudio Fornaro, fiscal de la Unidad Temática de Homicidios del departamento judicial de La Matanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *