Dos turistas argentinos perdieron la vida en los balnearios brasileños de Florianópolis en las últimas horas. Un joven riojano de 19 años falleció ahogado mientras que un hombre de 43 murió electrocutado en un camping ubicado en las playas de Canasvieiras, una de las más elegidas por los argentinos.

La información, que llega desde Brasil, confirmó este martes que un ciudadano argentino de 43 años murió el lunes por la tarde en la ciudad de Florianópolis tras sufrir una descarga eléctrica en un campamento. El departamento de bomberos local precisó que el trágico accidente se produjo alrededor de las 2 de la tarde en el balneario de Canasvieiras, según informó el diario O Globo.

Aunque este martes no se había informado oficialmente las circunstancias en las que se produjo el deceso, la prensa brasileña detalló que la víctima habría manipulado un artefacto eléctrico cuando recibió una descarga fulminante, mientras estaba en una casa rodante -descalzo y con los pies mojados- acompañado por su esposa, en un camping muy concurrido, ya que está ubicado a tres cuadras de la playa.

Los dueños del lugar turístico donde ocurrió el hecho, en tanto, prefirieron no hacer declaraciones al respecto, pero continuaban las investigaciones sobre las circunstancias de lo ocurrido para saber si fue un problema del artefacto eléctrico que tenía en su poder el turista argentino, o si la muerte fue a partir de una falla en las instalaciones del camping.

El otro hecho dramático se produjo cuando un joven riojano de 19 años, murió ahogado en una playa de Florianópolis, donde pasaba sus vacaciones junto a cinco amigos, de acuerdo con lo informado este martes por allegados a la familia. Emanuel Orozco se ahogó el lunes por la tarde cuando se bañaba en una playa de esa ciudad, donde había llegado desde Córdoba para pasar sus vacaciones en la última quincena de enero.

La madre del joven, identificada como María Virginia, dijo en declaraciones a radio Fénix que su hijo debía regresar este martes a La Rioja, y la muerte lo sorprendió en su último día de vacaciones en la playa brasileña. Según lo trascendido, el joven ingresó al mar y la corriente los llevó varios metros lejos de la playa y no pudo regresar por sus medios.

Uno de sus amigos, identificado como Juan Cruz Sánchez, lo habría rescatado junto a los bañeros, pero luego de 40 minutos de tratar de reanimarlo, murió pasadas las 20. Un allegado a la familia, que no quiso dar su nombre, dijo a la agencia Télam: “Los padres están viajando a Brasil para traer el cuerpo” del muchacho.

El padre del joven, Walter Orozco, y la madre son muy conocidos en La Rioja porque son dueños de la empresa de transportes de pasajeros Orozco. Emanuel Orozco también era muy conocido en la capital riojana porque actuaba en elencos teatrales locales, y antes de viajar se había inscripto en la Universidad Nacional de La Rioja para cursar sus estudios universitarios.