Ocurrió en una escuela privada situada en Córdoba.

Las autoridades de una escuela de Córdoba le prohibieron el ingreso al colegio a una menor de 13 años por su corte de pelo.

La menor, Brenda, se tiñó de azul en sus vacaciones y le dijeron que no podía asistir al establecimiento con ese color artificial. Por lo tanto, volvió a su color natural y se quejaron por su corte, rapado de un costado. Las autoridades también le llamaron la atención por su corte y su padre denunció la situación.

Le prohibieron el ingreso al colegio por usar pelo corto.
Se sacó las mechas azules y aún así no la dejaron asistir a clases.

El hombre aseguró que no le enviaron ninguna notificación escrita informando lo ocurrido y, cuando fue a hablar al colegio, le dijeron que “estaba en el reglamento y que la nena lo tendría que haber pensado antes de cortarse el pelo”.  

En el reglamento, indican que las mujeres deben traer su cabello en su “color natural, limpio, bien peinado, recogido y sin pelo sobre la cara”. Por lo tanto, la menor agregó que las normas no dicen que ella no pueda ir con el pelo corto.

“No voy a usar  una peluca, es muy feo y es un cambio muy grande. Fui de chiquita  a este colegio. Me pone mal, son mis compañeros de toda la vida. Me pidieron que me vaya”, concluyó.

Luego de reclamar sin tener éxito, la familia cambió a la adolescente de colegio y acudió al  Instituto Nacional contra la  Discriminación, la Xenofobia y el Racismo(Inadi).