Economía asistió a los productores florícolas que sufrieron daños por viento Zonda


Se trata de 16 beneficiarios del departamento de Maipú que vieron seriamente afectadas sus estructuras tras el último fenómeno de relevancia registrado en la provincia a finales del año pasado. Desde el sector agradecieron la iniciativa. 

El Ministerio de Economía y Energía, a través de la Subsecretaría de Agricultura y Ganadería, entregó 16 rollos de polietileno a productores florícolas que sufrieron daños de consideraron en sus invernaderos a raíz de las últimas ráfagas de viento Zonda registradas a finales de 2021.

Los beneficiarios de esta asistencia, que surgieron de un relevamiento de daños realizado por el Instituto de Desarrollo Rural (IDR) en los departamentos que conforman el denominado cinturón verde de Mendoza, son oriundos principalmente del departamento de Maipú, concretamente de los distritos de Pedregal, Santa Blanca e Isla Grande.

En este sentido, Valentina Navarro Canafoglia, titular de Agricultura en Mendoza, destacó: “Desde nuestra cartera estamos trabajando en una serie de herramientas que permitan el desarrollo y crecimiento de este sector productivo que juega un rol fundamental en la provincia y el país. El último fenómeno de relevancia, hacia finales del año pasado, ha generado importantes daños en las estructuras de los invernaderos de estos productores y es por ello que hoy estamos acompañándolos con esta medida”. 

La funcionaria recordó que la actividad florícola en Mendoza viene sufriendo complicaciones desde el inicio de la pandemia de COVID-19 a raíz de la disminución considerable de la demanda, y a esta situación se sumaron los daños por el viento Zonda. “Es en estos momentos cuando debemos estar presentes acompañando y brindando apoyo para que puedan salir adelante. Mendoza es la segunda provincia en cantidad de producción y, además, en calidad de productos”, remarcó.   

La provincia de Mendoza cuenta con poco más 100 productores florícolas distribuidos, en su gran mayoría, en los departamentos de Guaymallén, Maipú y Las Heras, y es la segunda en cantidad de superficie cultivada a nivel nacional, después de Buenos Aires. 

En Mendoza, la actividad del floricultor está representada por cuatro instituciones (dos mercados cooperativos y dos asociaciones). En dos de ellas se desempeña la ingeniera Laura D’Agostino, quien es miembro de la Asociación Territorial de Viveristas Ornamentales de Mendoza, espacio donde ocupa el rol de coordinadora y secretaria, y de la Asociación de Floricultores MaipúFlor implementando el programa Cambio Rural, también como asesora desde 2018. 

Como especialista en la producción de flores, la ingeniera D’Agostino comentó que al principio de la pandemia de COVID-19 toda la producción de invierno debió tirarse, ya que al no tratarse de un producto de primera necesidad, no pudo venderse. Por esta razón, explicó, los productores debieron buscar una alternativa económica que les permitiera seguir generando ingresos. 

“Al inicio de la pandemia, al cortarse las actividades donde la demanda era muy importante -salones de fiestas, restaurantes, cementerios, comercios y eventos en general-, la alternativa viable que los productores vieron fue la de avanzar en sustituir parte del cultivo de flores por el de hortalizas. A esto se sumó que el mendocino no tiene la costumbre de tener un jarrón con flores como adorno y es por ello que estamos trabajando para incentivar esa cultura y promocionar el consumo”, añadió.

Según el último censo elaborado por el IDR, que se llevó a cabo en 2013, Mendoza es la segunda provincia a nivel nacional en cantidad de productores y la segunda en cantidad de superficie cultivada. 

En 2019, luego de un trabajo conjunto entre las instituciones representativas del sector, se constató que la provincia cuenta con poco más de 100 productores de los cuales 95% desarrolla su actividad bajo cubierta. 

El informe, elaborado por institución dependiente de la cartera económica de la provincia, destaca además que las especies cultivadas en el territorio provincial son principalmente los crisantemos, el clavel y la rosa, el lisianthus y los gladiolos. Las bulbosas, como tulipanes, astromelias y lilium, son escasas. 

El cinturón verde de Mendoza 

Está conformado por los departamentos de Guaymallén, Maipú y Las Heras y concentra el 94,5% de la superficie implantada con flores de la provincia. En segundo lugar se encuentra el oasis Sur, con 2,6%, precisamente en el departamento de San Rafael. El porcentaje se completa con productores oriundos del Valle de Uco (Tunuyán, Tupungato, San Carlos) y del Este de la provincia.

Maipú, en tanto, ocupa el primer lugar, con 47% de la superficie total implantada con flores en Mendoza, superando a Guaymallén, que concentra 28%, y Las Heras que tiene 19%. 

El mayor porcentaje de propiedades se encuentra en el oasis Norte, especialmente en el cinturón verde de Mendoza. El departamento de Maipú agrupa el mayor número de establecimientos dedicados a la producción de flores de corte (48,5%). Sigue en importancia el departamento Guaymallén, con 29% de las explotaciones, mientras que el departamento de Las Heras posee 9% del total de las explotaciones. 

Los beneficiarios 

David Antia.

Luis Arce.

Carlos Cano Velásquez.

Alfredo Choque Reaño.

Mario Sergio Cano.

Juan Carlos Condorí.

Lucio Flores Lion.

Elsa Lamas.

José Linares.

Marta Esther Malanca.

Clemente Anza.

Janet Claudia Medina Mamamí.

Francisco Ramos Cara.

Atenacio Sullca Chinore.

Roberto Torrejón Mamaní.

Juan Florencio Torrez Vega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *