Economía con funcionarios de Ganadería

Diputados integrantes de la comisión de Economía, que preside Gustavo Majstruk (PJ), se reunieron con funcionarios de la Dirección Provincial de Ganadería, encabezados por Ramiro Zaragoza, con quienes dialogaron sobre la implementación de la Ley que extiende la lucha contra la brucelosis caprina y otra iniciativa referida a la protección del ganado por ataque de pumas y zorros.

El programa de erradicación de la Brucelosis fue creado por Ley 7.893 (sancionado en 2008) con una duración de 10 años, y obteniendo resultados satisfactorios. El proyecto en análisis propone la modificación del primer artículo de aquella norma estableciendo que dentro del Programa de Brucelosis se realice “un plan de vacunación obligatoria, intensivo y sostenido en el tiempo, de los planteles caprinos existentes en todo el territorio de la Provincia de Mendoza, desde la publicación de esta ley y por un término mínimo de diez (10) años”; el proyecto fue presentado por el diputado Pablo Priore (PRO).

Esta misma iniciativa cuenta con el apoyo de la Dirección de Ganadería y prevé un financiamiento de 5.000.000 de pesos para el ejercicio 2019, y el mismo monto para los años siguientes.

Ramiro Zaragoza, director de Ganadería, indicó que “necesitamos una prórroga de 10 años de esta ley. La brucelosis caprina genera un montón de problemas en la salud pública pero principalmente tiene un impacto económico muy fuerte en la producción caprina de la provincia”. “Buscamos erradicar este flagelo que tenemos” añadió.

Asimismo, en el ámbito de la comisión se mantiene en estudio una iniciativa de Norma Pagés (UCR) la cual establece la creación de un programa integral de Fomento y Control de la actividad caprina que brinda protección a los productores ganaderos y también aborda el ataque de los predadores como el puma y el zorro, especies que, a su vez, forman parte de la fauna protegida.

Zaragoza indicó que existe una normativa (no reglamentada) tendiente a subsidiar al productor pero una vez que el problema ya ocurrió. Para el funcionario es de difícil aplicación la norma puesto que el productor, para cobrar el subsidio, tiene que demostrar que el ganado fue atacado y consumido por pumas y/o zorros, y ya que generalmente esta práctica de producción se realiza en zonas alejadas a las metrópolis, se dificulta su implementación, puesto que “si va a haber un subsidio del Estado, tiene que ser controlado para que sea eficiente”, subrayó el funcionario.

En contrapartida, integrantes de la comisión indicaron que trabajarán sobre la normativa de Pagés puesto que lo que busca es prevenir el suceso y “toma el tema desde otra óptica” dijo Zaragoza.

Esa iniciativa, justificó el funcionario, “arranca desde la prevención con distintos sistemas de alarma y de prevención con la utilización de perros pastores, y también un financiamiento para la prevención. Posteriormente, si el daño ocurre, también prevé un subsidio”. “Debemos abordar el problema en todo su espectro, es decir, es un problema general y debemos ir inicio y empezar a prevenirlo”, concluyó Zaragoza.

En otro orden, el funcionario se explayó sobre los diálogos mantenidos por la situación de la ganadería en Mendoza. Remarcó que “venimos trabajando desde hace un tiempo y obteniendo buenos resultados con la ejecución del Plan Vaca y del Plan Toro en tiempo y forma, la futura puesta en marcha del Plan Forrajero de Primavera. Son noticias que nos invitan a seguir trabajando en pos de la ganadería de Mendoza”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *