Economía trabaja en una línea de crédito específica para potenciar el sector olivícola

Funcionarios de la cartera económica provincial se reunieron con autoridades de la Asociación Olivícola de Mendoza para delinear los detalles del financiamiento que tendrá como objetivo principal la ampliación de la superficie implantada en Mendoza.  

El Ministerio de Economía y Energía, a través de la Subsecretaría de Agricultura y Ganadería, avanza en la conformación de una línea de crédito específica orientada al sector olivícola provincial y cuyo objetivo será la ampliación de la superficie implantada con olivos en Mendoza.  

Del encuentro, que llevó a cabo en las instalaciones de la Asociación de productores Olivícolas de Mendoza, participaron el Subsecretario de Agricultura y Ganadería, Sergio Moralejo; Valentina Navarro Canafoglia, Directora de Agricultura de Mendoza; Laura Torres, Directora del Fondo para la Transformación y el Crecimiento y Alfredo Baroni, Director Técnico del Instituto de Desarrollo Rural (IDR). Además, estuvo presente Horacio Isgro, destacado referente productor de la provincia, y autoridades de ASOLMEN.  

En el marco del encuentro, Alfredo Baroni, Director Técnico del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), hizo referencia a los objetivos que se persiguen con esta línea: “Estamos trabajando fuertemente en la conformación de herramientas que permitan el desarrollo y crecimiento de esta actividad. Con el correr de los años la olivicultura de la provincia ha perdido competitividad producto de la marcada disminución de la superficie cultivada.  

“La obtención de la IG para el aceite de oliva es una excelente oportunidad para posicionarnos nuevamente y para ello debemos incrementar en cantidad las hectáreas cultivadas con olivos. Son objetivos anuales los que nos hemos planteado para que observemos resultados concretos a corto plazo”, agregó Baroni.

Al cierre, el referente del IDR destacó: “Trabajamos sobre puntos específicos de la línea que contemplaran las características propias del sector, como lo es el tiempo de recuperación de las inversiones y las características del costo de inversión inicial por el número de plantas en un esquema de alta densidad versus una densidad tradicional”.  

Por su parte, Laura Torres, Directora del Fondo para la Transformación y el Crecimiento, comentó: “Estamos buscando implementar una línea de financiamiento que permita ampliar la superficie implantada con olivo tanto con destino a aceite de oliva como en conservas. Estamos conversando sobre cuáles deberían ser las características de estas líneas y las condiciones financieras en función de los rendimientos esperados.  

“Esta es la segunda reunión que llevamos a cabo con muy buenos avances y esperamos que para la semana que viene contemos con las definiciones de la línea que queremos proponer desde el Fondo para la Transformación”, remarcó la funcionaria y cerró: “Contamos con plena disponibilidad de fondos e incluso desde el Ministerio de Hacienda ha habilitado la posibilidad de capitalizar al fondo en caso que sea necesario”.  

A su turnoValentina Navarro Canafoglia, Directora de Agricultura de Mendoza, señaló: “Es un plan de trabajo muy ambicioso el que se ha planteado. El objetivo es incrementar la superficie implantada para recuperar la posición que alguna vez tuvo la provincia en cuanto a este cultivo. Todo se da en el marco de la reciente obtención de la Indicación Geográfica (IG) para nuestros aceites de oliva.  

“El trabajar de manera conjunta con la entidad representativa de la actividad olivícola de la provincia, permite desarrollar una herramienta de financiamiento adaptada a las necesidades del sector. Esperamos que en breve se cuente con las definiciones sobre los aspectos concretos de la línea de crédito y así ponerla a disposición de quienes se encuentran vinculados a esta actividad”, agregó Navarro Canafoglia.  

“Un tema, no menor, tiene que ver con el rol que van a cumplir en este plan los viveros. La expansión en superficie implica contar con la cantidad de plantas necesarias que, aproximadamente, demandan un año y medio de tiempo”, cerró la funcionaria.  

Al cierre, Luis Mansur, titular de ASOLMEN, remarcó: “La intención es poder recuperar la olivicultura en la provincia de Mendoza. Nos hemos planteado un programa de inversiones de 500 hectáreas por año en un lapso de 6 años. Son las 3.000 hectáreas que hemos perdido a lo largo de estos años. Calculamos, normalmente, 6.500 hectáreas de las que se han perdido poco menos de la mitad.  

“Un punto importante en todo este programa es la obtención de la IG para los aceites de oliva que se producen en suelo mendocino. Este reconocimiento nos permitirá recuperar mercados en el marco de un sector que se encuentra más que interesado en esto. Tenemos inversiones realizadas. Últimamente no contamos con materia prima y la industria sin producción no existe”, cerró.

GALERÍA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.