Edmundo Day: “El Fondo de la Transformación siempre estuvo a mano”

La historia del hotel boutique Lares de Chacras está signada por dos factores. Por un lado, el espíritu emprendedor de la familia Day; por el otro, el Fondo para la Transformación y el Crecimiento (FTyC) que lo financió en su nacimiento y en momentos claves de sus 17 años de existencia.

Lares de Chacras empezó a funcionar en 2005, poco después de la crisis de 2001, una de las peores de la historia económica argentina, donde, tras el fin de la convertibilidad, todo era incertidumbre y temor por lo que vendría.

Sin embargo, con el típico espíritu emprendedor mendocino, Edmundo Day vio que no todo estaba perdido y que se abría una oportunidad de la mano del turismo ya que la salida del “corset” del uno a uno permitió un tipo de cambio competitivo que atraía a muchos visitantes extranjeros interesados en conocer las bellezas y el vino de nuestra provincia.

Empresa familiar

Edmundo, contador de profesión, hasta entonces trabajaba en relación de dependencia, algo que no lo llenaba totalmente por lo que decidió dar un paso que, a la larga, sería trascendental para él y, fundamentalmente, su familia.

Así, con los sabios consejos y aliento de su papá Jorge, con los conocimientos sobre turismo de su hermana Andrea y con un aporte económico de su hermano Gustavo, que vive en el exterior, empezó a macerar la idea de fundar un hotel ubicado en un lugar que estuviese en armonía con la naturaleza, que tuviera a mano todos los servicios y, fundamentalmente, con acceso a importantes bodegas.

El lugar elegido fue Chacras de Coria y el proyecto se iba a llamar Lares de Chacras. “Uno de los significados de lar es hogar y queríamos que nuestros huéspedes se sintieran como en su casa. Con esta idea empezamos a trabajar en marketing y el proyecto del edificio corrió por cuenta de mi cuñado que es un arquitecto apasionado por los diseños con mucha piedra y madera, como en la Patagonia”, rememoró el emprendedor.

La clave, el financiamiento

El aporte económico de su hermano Gustavo era fundamental para el proyecto familiar pero no alcanzaba. Había que buscar financiamiento. Y ahí entró el FTyC. “El primer préstamo que recibimos del Fondo fue en 2004, fue de 80 mil dólares de la entonces línea ‘Inversión Privada en Dólares’. Fue una buena posibilidad para entrar en el tema”, consignó “Edy”, tal como lo llaman amigos y familiares.

Así, en 2005, sito en calle Larrea al 1.200, nació Lares de Chacras, un hotel boutique que emplea a 17 personas, y que, a lo largo de sus 17 años de vida (que cumplió el jueves pasado), siguió recibiendo créditos del FTyC en momentos claves, ya sea para sortear crisis económicas como para mejorar sus servicios.

Al respecto, Day dijo sin dudar que “el Fondo siempre estuvo a mano”. Y detalló: “En 2015, como presidente de AEHGA (Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza), consensuamos con Gabriela Testa (entonces a cargo de Turismo de la Provincia) una línea de fácil acceso para hoteles y restoranes para afrontar los inconvenientes derivados del cierre del aeropuerto durante tres meses por refacciones. Nosotros tomamos un crédito de 200 mil pesos.

En 2018 –continuó ‘Edy’– recibimos otro préstamo de un millón de pesos de la línea Inversiones que lo destinamos para renovar el hotel hacia un concepto de sustentabilidad: colocamos luces LED, calefón solar, manta térmica para la pileta, una bomba inteligente para uso eficiente del agua, clasificador de residuos y renovamos los baños de cinco de las once habitaciones. En la pandemia tomamos el cuarto crédito, de un millón de pesos, para capital de trabajo y para subsistir porque durante esos 19 meses la actividad hotelera cayó un 50%”.

Day se detuvo en este último tema para resaltar las medidas más flexibles que tomó el gobierno de Rodolfo Suárez durante la pandemia. “No cerró la provincia. En ese momento trabajamos con turismo local, aunque llegamos a tener, en promedio, un solo huésped por semana por una noche. Nos metimos en la gastronomía, respetando las normas, para salir adelante”, hizo memoria de esos tiempos difíciles.

Dirigente empresario

“Edy” Day tiene una activa participación gremial ya que actualmente es vicepresidente de AEHGA y entre 2015 y 2017 fue presidente.

Como dirigente empresario se animó a hablar del FTyC. “Siempre tuvimos una buena relación con el Fondo, buscando ampliar las líneas para nuestro sector. El tema es que por ahí a la gente le cuesta animarse a tomar un crédito. Pero las líneas del Fondo están y las informamos a nuestros asociados, como así también el funcionamiento de la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) Cuyo Aval”.

En esta línea de ideas agregó que “estamos en una etapa de concientización. Conviene mucho más tomar dinero prestado a tasas convenientes que gastarse el capital propio. Es un tema de educación financiera con el que hay que insistir. La gente que hace bien las cuentas se da cuenta que el Fondo es muy conveniente y lo comienza a utilizar”.

El FTyC y el turismo

Para el sector turístico, actualmente, el Fondo para la Transformación tiene disponible las líneas Inversión y Capital de Trabajo. La tasa de interés para estos créditos parte del 30% anual.

Las garantías pueden ser prendarias, hipotecarias o con aval de SGR (Sociedad de Garantía Recíproca). Asimismo, en ambas operatorias existe la posibilidad de solicitar hasta 750 mil pesos con un garante propietario o garante con bono de sueldo.

En cuanto a la devolución, en la línea Inversión es de 5 años, incluido uno de gracia. En el caso Capital de Trabajo, el reintegro es en 15 meses, incluidos 6 de gracia.

Tramitación rápida, ágil y segura

Si visitás www.ftyc.gob.ar tenés todos los detalles de las líneas, además del enlace para recibir asesoramiento on line o WhatsApp y para tramitar el crédito de manera sencilla, rápida y segura.

También se puede acudir a la sede central del FTyC (9 de Julio 1257, primer piso, Ciudad) o a sus delegaciones del interior (se pueden consultar en www.ftyc.gob.ar).

GALERÍA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.