El Gobierno ruso expresó su consternación ante la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de abandonar el acuerdo estratégico sobre armas nucleares de corto y medio alcance tras acusar a Moscú de violar las condiciones del tratado, y no descarta “medidas militares” como represalia.

El viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov, destacó que la retirada del acuerdo es un “chantaje” previo a la visita que la semana que viene realizará el nuevo asesor de seguridad de Trump, y uno de los elementos más radicales de su gabinete, John Bolton.

“A diferencia de nuestros colegas estadounidenses, entendemos la gravedad del problema y su importancia para la seguridad y la estabilidad estratégica”, afirmó Riabkov.

“Si los estadounidenses continúan actuando de manera cruda y directa, retirándose unilateralmente de todo tipo de acuerdos, como el de Irán, como éste… nos veremos obligados a tomar medidas en respuesta, incluso de carácter militar, aunque no queramos ir tan lejos”, sostuvo.

Para el senador ruso y ex presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Duma Estatal Alexei Pushkov, la declaración de Trump “devuelve el mundo a la guerra fría”.
Gorbachov fustigó a Trump

El último presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, denunció la “falta de sabiduría” del presidente estadounidense, quien decidió abandonar el tratado firmado conRusia durante la Guerra Fría.

“No hay que romper en ningún caso los acuerdos de desarme. ¿Es difícil comprender que el rechazo de esos acuerdos significa falta de sabiduría? Es un error”, declaró Gorbachov, en declaraciones citadas por la agencia de prensa Interfax.