EE.UU.: ejecutarán a una mujer condenada a muerte por matar a otra y robarle el bebé

Lisa Montgomery, es la estadounidense condenada por matar a una embarazada y sacarle el bebé. Será la primera mujer ejecutada federal en casi 70 años.

Lisa Montgomery, iba a ser ejecutada el 8 de diciembre a través de una inyección letal, pero sus abogados habían suspendido la medida porque su clienta tenía coronavirus.
Lisa Montgomery, iba a ser ejecutada el 8 de diciembre a través de una inyección letal, pero sus abogados habían suspendido la medida porque su clienta tenía coronavirus.

Lisa Montgomery, iba a ser ejecutada el 8 de diciembre a través de una inyección letal, pero sus abogados habían suspendido la medida porque su clienta tenía coronavirus.

La última mujer en ser ejecutada por el gobierno de Estados Unidos fue Bonnie Heady, quien murió en una cámara de gas en Missouri en 1953, según el Centro de Información sobre Pena de Muerte.

La abogada de Montgomery, Meaghan VerGow, adelantó que apelará la decisión de la Justicia e insistió en que su defendida padece un grave trastorno mental tras años de ser víctima abusos por parte de sus padres, según consignó la agencia Télam.

¿Quién es Lisa Montgomery?

En diciembre de 2004, Montgomery condujo desde Kansas hasta la casa de Bobbie Jo Stinnett, en Missouri, supuestamente para comprar un perro.

«Una vez dentro de la residencia, Montgomery atacó y estranguló a Stinnett, que estaba embarazada de ocho meses, hasta que la víctima perdió el conocimiento», según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia.

«Usando un cuchillo de cocina, Montgomery cortó el abdomen de Stinnett, con lo que recuperó el conocimiento. Se produjo una lucha y Montgomery estranguló a Stinnett hasta la muerte», agrega.

Montgomery luego sacó al bebé del cuerpo de Stinnett, se llevó al bebé con ella e intentó pasarlo fuera como si fuera suyo.

En 2007, un jurado encontró a la mujer culpable de secuestro federal y asesinato y recomendó por unanimidad la pena de muerte.

Sin embargo, los abogados de Montgomery, dicen que cuando era niña sufrió daños cerebrales a causa de las palizas que recibió en su casa y que no se encuentra bien mentalmente, por lo que no debería enfrentar la pena de muerte.

Durante el juicio y en las instancias posteriores la defensa de la condenada, que al momento de cometer el crimen tenía 36 años, alegó que la mujer sufrió todo tipo de abusos y maltratos durante su vida: fue violada por su padrastro y en la adolescencia comenzó a consumir alcohol.

Cuando tenía 14 años su madre descubrió los abusos y la culpó por ello. Cuando logró escaparse de su casa, conoció a su marido, Carl Bowman, con quien tuvo cuatro hijos y luego se separó.

En el 2000 se casó con Kevin Montgomery, con el que conformó una familia ensamblada. Estando con él, simuló un embarazo y eso fue lo que la llevó a robarse el bebé de otra mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.