Egresó la primera cohorte del curso de lengua de señas

Más de 25 empleados concluyeron y aprobaron el primer curso de Lengua de Señas Argentina (LSA) en el Hospital Central de Mendoza. Se trata del único centro asistencial de la provincia que dio esta oportunidad a sus empleados de aprender una nueva forma de comunicación y así ayudar a las personas sordas e hipoacúsicas.

Colaborar en la construcción de una salud más amable e inclusiva para quienes tienen capacidades diferentes fue el principal motor. Siempre, partiendo de la premisa de que son personas que tienen el mismo derecho a privacidad y comunicación. Esto, teniendo en cuenta que en muchas ocasiones asisten a los hospitales sin ningún acompañante que pueda hacer de intérprete. Es aquí donde tener personal capacitado hace la diferencia para ese paciente que tiene una dolencia y no puede hacerse entender.

La subdirectora de Recursos Humanos, Sabrina Cavello, agradeció la perseverancia de todos los que realizaron este curso con compromiso y lo rindieron satisfactoriamente.

“Sabemos que dedicaron muchas horas a estudiar y realizar las tareas que se planteaban en clase. Conocemos la exigencia y el profesionalismo del cuerpo docente, por eso no tengo más que palabras de agradecimiento por la responsabilidad, no solo con el saber sino con la salud pública, de calidad y accesible a quien la necesite”, expresó la funcionaria.

En el mismo sentido, la directora del Hospital Central, Mariana Pezzutti, remarcó el deseo desde su gestión de continuar ampliando derechos para quienes más lo necesitan.

“Desde el equipo de gestión estamos convencidos de que el acceso a la salud debe ser igualitario, no importa la condición que tengas. En nuestro hospital, la prioridad es el paciente, lo decimos constantemente, y este es un ejemplo de que queremos invertir en ello, siempre con el apoyo y acompañamiento de todos los que hacemos que esta institución funcione en cada rincón”, dijo la directora.

Para finalizar, expresó su emoción al escuchar de la voz de los egresados lo transformador de haber pasado por esta capacitación. “Verles las caras de satisfacción por haber logrado el objetivo y por saber que serán de gran ayuda para el paciente es lo que me da la certeza de que estas inversiones sirven, suman, y transforman al personal y a la institución completa, muchas gracias nuevamente”, concluyó Pezzutti.

Las autoridades hospitalarias asumieron el compromiso de realizar nuevas cohortes para sumar a mas personal y en un futuro poder realizar un segundo nivel de aprendizaje de LSA.

El plantel docente estuvo conformado por Luis A. Basttistelli (sordomudo de nacimiento) y Nancy G. Cortez (intérprete), ambos con extensos currículums que avalan sus capacidades.

Tanto Luis como Nancy se sintieron muy cómodos en los encuentros y destacaron la importancia que entidades públicas y sobre todo sanitarias piensen en esta minoría que sufre mucho frente a la imposibilidad de comunicación.

“Los sordomudos son personas que tienen las mismas inquietudes y necesidades que cualquiera de nosotros, simplemente tienen un impedimento para poder expresarlas. Es allí donde toma valor la posibilidad de igualar y contribuir a que ellos se sientan un poco más cómodos e incluidos”, cerró la Nancy Cortez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *