Por Fernando Vázquez
frvazquez@cronica.com.ar

Como saldo de un violento altercado, un humilde joven, de 32 años, fue salvajemente fusilado a disparos de escopeta por un individuo. El cruento suceso se registró en la localidad bonaerense de González Catán, en el partido de La Matanza, y la gente de la zona, indignada por el crimen, resolvió concretar un acto de justicia por mano propia, ya que agredió sin piedad a golpes al asesino, en un tremendo intento de linchamiento. A raíz de esta paliza, el responsable del terrible crimen tuvo que ser alojado en un centro asistencial.

Los voceros de los tribunales de La Matanza revelaron que la infortunada víctima del ilícito fue identificada como Pablo Martín Castillo, de 32 años.

Violenta pelea

Trascendió que el sangriento hecho se produjo en la calle Andonaegui al 3700, entre Juan B. Justo y Celestino Vidal, en el citado distrito, en el oeste del conurbano provincial, cuando el damnificado y un individuo, llamado Enrique Pablo, de 52 años, comenzaron una acalorada reyerta.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, de manera repentina, Enrique Pablo, quien había arribado al escenario de la brutal tragedia a bordo de un Renault 12 negro, se apoderó, con rapidez, de un escopeta tumbera y de inmediato le efectuó un tiro en el estómago a su adversario, quien recibió la mortal descarga a escasa distancia.

Gente de esa zona, al ver el fusilamiento del joven, decidió llevar adelante un acción de justicia por mano propia y empezó a aplicarle violentos golpes a Enrique Pablo, a quien trató de linchar en la vía pública.

Momentos después, el muchacho baleado en la pelea y el atacante tuvieron que ser trasladados, de urgencia, al Hospital Simplemente Evita, que está situado en González Catán, pero el primero de ellos dejó de existir a raíz de sus graves heridas, mientras que el autor del crimen fue atendido por los médicos.

Versiones sostienen que el individuo había llevado el arma de fuego en el interior del mencionado vehículo.

Amigos y familiares de Castillo lo despidieron ayer con mensajes que publicaron en las diversas redes sociales.

Pesquisas policiales de la comisaría de González Catán (1ª Sur de La Matanza) se encargan de investigar lo ocurrido y, al respecto, procuran establecer, en base a varios testimonios, los motivos que originaron la fatal disputa.

Se cree que entre Castillo y el criminal había viejas diferencias, aunque los integrantes de la seccional no descartan otras hipótesis.

Intervino en la causa la Unidad Temática de Homicidios del departamento judicial de La Matanza.