El 2020 terminó con un milagro en Tucumán: el crucifijo de un niño y la bala perdida

FIN DE AÑO FELIZ

El menor, de 9 años, y su familia viven en Las Talitas. Fue atendido en el Hospital de Niños por una herida superficial en el tórax y dado de alta menos de una hora después. ¿Qué pasó?

El crucifijo y la bala perdida. (Foto: gentileza de la tía del menor al reportero José Romero Silva)

El parte policial dice lo siguiente: que a horas 22 del 31 de diciembre de 2020 un niño de nueve años y su padre ingresaron a la Guardia del Hospital del Niño Jesús, en barrio Sur de la Capital tucumana. Que el menor se llama Tiziano y que, junto a su familia, se domicilian en la localidad de Las Talitas. Que presenta una herida superficial en el tórax y que la misma fue producida por un arma de fuego. Que luego, después de 48 minutos de ser examinado exhaustivamente por médicos de turno, el niño fue dado de alta para continuar disfrutando de la última noche del año.
A HORAS 22:00 INGRESÓ A LA EMERGENCIA DE FORMA AMBULATORIA, PTE XXXX TIZIANO AGUSTÍN, DE 9 AÑOS, DNI: XX.XXX.XXX.
PADRE: XXX DAVID, DE 36 AÑOS, DNI: XX.XXX.XXX.
DOMICILIO: CALLE X, N° XXX, LAS TALITAS. 
ASISTE DR: NAVARRO, DX: HERIDA SUPERFICIAL EN TORAX. 
HERIDA POR ARMA DE FUEGO.
TOMA CONOCIMIENTO EL PERSONAL DE DESTACAMENTO POLICIAL. 
A HORAS 22:48 SE RETIRA CON ALTA MÉDICA, DR NAVARRO.
Ahora bien, lo que no dice el parte es cómo un arma de fuego pudo herir sólo superficialmente al pequeño. Y en esta instancia es la tía la que da a conocer lo que pasó la última noche de diciembre, y lo hace con una serie de fotos enviadas al periodista de Telefe TucumánJosé Romero Silva. “Milagro de Año Nuevo: Anoche minutos antes de la 00 una bala perdida le pegó en el pecho a un Niño en Las Talitas. Pero el impacto fue en un crucifijo que el menor llevaba puesto”, escribió el destacado reportero en su cuenta de Twitter. Y amplía: “Fue en la calle 14 y 9 de Villa Mariano Moreno”.
Desde el Hospital de Niños confirmaron a eltucumano.com el ingreso del pequeño Tiziano con una herida de arma de fuego. Lo que no pudieron constatar por ellos mismos fue la existencia del crucifijo, versión que igualmente les dieron a conocer familiares del menor en el centro hospitalario. “No se lo descubrió en el acto médico, la familia contó lo del crucifijo”, aclararon fuentes del nosocomio a este diario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.