El Área Fundacional recupera un espacio de alto valor histórico y patrimonial

A través de la firma de un acuerdo conciliatorio, el municipio tomará el dominio de un terreno del circuito sanmartiniano donde estuvo situada la Iglesia Matriz.

El intendente Ulpiano Suarez firmó un convenio conciliatorio gracias al cual la Ciudad de Mendoza y la provincia recuperan un terreno histórico y de gran valor patrimonial, ubicado frente a la Plaza Pedro del Castillo. Este es el resultado de un trabajo de mucho tiempo que viene realizando el municipio, con el fin de sumar este espacio de gran importancia.

En el cuarto piso de Casa de Gobierno, el intendente de la Ciudad de Mendoza junto al Dr. Ricardo Canet, asesor del Gobierno provincial; Fernando Simón, Fiscal de Estado; y representantes de la Sociedad San Vicente de Paul y Proyectos 2000 SA, rubricaron este acuerdo conciliatorio para ceder al municipio un terreno de aproximadamente 5.550 metros cuadrados, sobre calle Alberdi, entre Ituzaingó y Videla Castillo.

“Este convenio conciliatorio es muy importante para la provincia y para la Ciudad de Mendoza. Estamos hablando de un terreno situado en el Área Fundacional donde estuvo ubicada la Iglesia Mayor de Mendoza, que tiene un alto valor histórico y patrimonial para todos los mendocinos. A través de este acuerdo, volverá a los dominios del municipio y eso implica condonar una deuda que arrastraba ese inmueble. Pero si uno analiza la importancia que tiene recuperar ese terreno, ponerlo en valor e integrarlo al circuito sanmartiniano, hace que hoy podamos decir que ganan los vecinos de la Ciudad y todos los mendocinos”, dijo Ulpiano Suarez.

“Esto ha sido posible gracias a la buena voluntad de las partes que han intervenido en este proceso, donde lo más importante fue acercar posiciones y buscar un consenso. Vamos a honrar este acuerdo poniendo en valor ese lugar y que sea un espacio donde podamos mostrar a los vecinos y a quienes nos visiten, la rica historia que tiene la Ciudad de Mendoza”, agregó el intendente.

Este inmueble tiene un alto valor histórico porque allí estuvo emplazada la Iglesia Matriz, parroquia madre de la cual se desprendían las demás parroquias, y que fue protagonista de grandes hitos sanmartinianos.

El 31 de agosto de 1816 fue bautizada la única hija del General San Martín, Mercedes Tomasa de San Martín, nacida el 24 de agosto del mismo año, en una ceremonia presidida por el presbítero Lorenzo Guiraldes. Fueron sus padrinos el Sargento Mayor José Antonio Álvarez Condarco y Doña Josefa Álvarez.

En esa iglesia también se bendijo la Bandera de los Andes, el 5 de enero de 1817, y en la misma ceremonia San Martín ofreció a la Virgen su bastón de mando formalizando su patronazgo sobre las armas libertadoras. Además, ese templo también fue el escenario de festejos por las victorias de Chacabuco y Maipú, en 1817 y 1818, respectivamente, dos batallas que fueron fundamentales para la independencia de Chile.

Este acuerdo conciliatorio deberá ser refrendado por el gobierno provincial con el dictado de un decreto, luego de tener la aprobación del órgano legislativo. El municipio procederá de igual modo, dictando el decreto de refrendo por parte del Ejecutivo Municipal, y sometiéndolo a la aprobación del Honorable Concejo Deliberante, para que trate la condonación de la deuda que afecta el inmueble y para que acepte la incorporación del mismo al patrimonio municipal.

Una vista del casco histórico de la Ciudad de Mendoza en 1860, donde a la izquierda se puede observar la Iglesia Matriz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *