Las compras privadas de moneda norteamericana producto de la liquidez sobrante en la última licitación de Letes presionaron al dólar, que se disparó un 3% ($ 1,20) este jueves, cerrando a $ 40,24 en bancos y agencias de la city porteña.

De esta manera, el billete acumula un avance de 6,1% ($ 2,3) en las últimas cuatro ruedas.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa ganó $ 1,30 a $ 39,55, su nivel más alto desde la salida de la convertibilidad, pese a que el Banco Central vendió u$s 50 millones en los últimos minutos de la rueda, indicaron los operadores.

“La autoridad monetaria dejó correr innecesariamente al dólar y recién intervino cuando llegó a $1,50 de devaluación del peso”, destacaron desde ABC Mercado de Cambio.

La disparada se produce un día después de que una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegara a Buenos Aires para trabajar con el Gobierno argentino en el fortalecimiento del programa financiero acordado entre ambas partes “frente a la renovada volatilidad financiera y un entorno económico desafiante”.

Por su parte, el blue escala 75 centavos a $ 39,25, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. Asimismo, el “contado con liqui” escaló ayer 45 centavos a $ 38,64.

Por último, las reservas del Banco Central cayeron u$s 383 millones hasta los u$s 50.613 millones, según publica el sitio ambito.com