El Gobierno abrió el llamado a licitación para la compra de uva para mosto

Las bodegas interesadas en participar tendrán tiempo hasta el 25 de febrero, a las 17, para presentar la documentación requerida.

Como el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, lo comprometió a principios de semana, el Gobierno provincial puso en marcha el operativo de compra de uva para mosto.

Desde hoy y hasta el lunes 25 de febrero (día en el que se abrirán los sobres) está abierta la convocatoria para que las bodegas y fábricas elaboradoras de mosto que deseen participar en la licitación puedan consultar y adquirir la documentación para inscribirse en la operatoria.

Las bases y condiciones pueden retirarse de forma gratuita en la sede de Mendoza Fiduciaria o descargarlo directamente desde la página web. Podrán participar como establecimientos elaboradores toda persona humana o jurídica inscripta ante el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) como bodega que ofrece el servicio de elaboración de mosto sulfitado al fideicomiso.

Luego, el Comité Ejecutivo se encargará de seleccionar los establecimientos teniendo en cuenta la distribución territorial de los establecimientos, la ubicación de la materia prima a fin de alcanzar una concentración racional de la producción con el objeto de obtener un menor costo logístico, la capacidad de molienda y elaboración, depósito y mantenimiento del establecimiento, la habilitación para funcionar por el INV, la calidad del establecimiento, el cumplimiento de todas las normas de higiene y sanidad y los incumplimientos en operativos anteriores.

Las uvas destinadas a la producción de mosto sulfitado para el Fideicomiso de Administración y Asistencia Financiera Vitivinícola deberán tener un mínimo de 225 gramos de azúcar por kilogramo de uva, encontrarse libres de enfermedades, sin residuos de pesticidas y no afectada por accidentes climáticos.

El mosto elaborado por la bodega o fábrica, de libre disponibilidad del fiduciario, deberá responder a las características cualitativas y cuantitativas de la uva ingresada al establecimiento. Esto significa que deberá tener en promedio un tenor azucarino igual al promedio ponderado menos 3 gramos.

La bodega deberá recibir la uva de los productores que será abonada por el fideicomiso, siempre que cumplan con los requisitos establecidos. En tanto, el Comité Ejecutivo o el fiduciante o la fiduciaria tienen la facultad de indicar los productores a los que se les corresponde recibir uva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *