El Gobierno advirtió por la presencia de armas nucleares en Malvinas y anticipó medidas

 COMUNICADO

AUDIO

En caso de confirmarse la veracidad de archivos desclasificados sobre el envío de buques con 31 armas nucleares a la isla durante el conflicto bélico de 1982, Cancillería anticipó que planteará la «preocupante» situación ante los organismos internacionales.

Reino Unido neg que hubiera violado el Tratado de Tlatelolco de no proliferacin nuclear y que todas las armas regresaron al suelo britnico en buen estado
Reino Unido negó que hubiera violado el Tratado de Tlatelolco de no proliferación nuclear y que todas las armas regresaron al suelo británico «en buen estado».

La Cancillería adelantó este miércoles que el Gobierno argentino reiterará su reclamo al Reino Unido, en caso de confirmarse la veracidad de archivos desclasificados sobre el envío de buques con 31 armas nucleares a Malvinas durante el conflicto bélico de 1982, como parte de la política contraría a la proliferación de pertrechos bélicos atómicos que sigue el país, y también anticipó que planteará la «preocupante» situación ante los organismos internacionales.

«De confirmarse la existencia de archivos desclasificados que aporten mayores detalles respecto de la gravedad de los hechos difundidos en medios de prensa, por la magnitud y circunstancias que se hubieran revelado, el Gobierno argentino reiterará su reclamo al gobierno del Reino Unido y en el marco de su invariable política contraria a las armas nucleares así como respecto de su uso, prevé plantear esta situación ante los organismos internacionales competentes», indica un comunicado emitido por la Cancillería.

En ese plano, la Cancillería argentina destaca, «en relación con la reciente información publicada en el portal Declassified UK sobre el envío de buques británicos con 31 armas nucleares al conflicto del Atlántico Sur, que en el año 2003 el Ministerio de Defensa británico publicó un informe en el que se mencionaba que la fuerza de tarea que se constituyó para ir al Atlántico Sur durante el conflicto de 1982 incluyó navíos equipados con armamento nuclear».

En ese momento, el Reino Unido negó que hubiera violado el Tratado de Tlatelolco de no proliferación nuclear y que todas las armas regresaron al suelo británico «en buen estado».

Recuerda que la Cancillería «remitió en 2003 una nota de protesta al Reino Unido manifestando la suma gravedad de la situación y requiriendo precisas y completas informaciones sobre los distintos aspectos involucrados en los hechos revelados».

Al respecto, hace hincapié que «en particular, que se asegure que en forma fehaciente no hay armas nucleares en ningún lugar del Atlántico Sur, ni en buques hundidos, el lecho del mar ó bajo ninguna otra forma ni circunstancia».

Sobre este punto, el Palacio San Martín señaló que «en ese momento, el Reino Unido negó que hubiera violado el Tratado de Tlatelolco y que todas las armas regresaron al Reino Unido en buen estado».

«Pese a la reticencia del Reino Unido a brindar información detallada al respecto, nuestro país expresó en diversas oportunidades su preocupación ante distintos foros internacionales sobre la posibilidad, confirmada en 2003, de que el Reino Unido hubiera introducido armamento nuclear en el Atlántico Sur», concluye el comunicado oficial.

Carmona recordó que el envío de armas nucleares a Malvinas «es algo confirmado desde 2003»

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, remarcó este miércoles que el envió de pertrechos bélicos atómicos a Malvinas por parte de Gran Bretaña «es algo que está confirmado desde 2003», pero consideró que la información desclasificada sobre la existencia de 31 armas en los buques de la flota que participó del conflicto bélico «es una situación que agrega gravedad» a la cuestión.

«Está confirmada desde 2003 la presencia de armas nucleares en embarcaciones británicas durante la guerra de Malvinas. Lo que aparece ahora en la desclasificación de nuevos archivos es la magnitud de 31 armas nucleares. Es una situación que agrega gravedad”, subrayó Carmona en declaraciones a El Destape Radio.

El secretario detalló que la información, publicada por un periodista británico, sostiene que a mediados de 1982 el portaaviones británico HMS Hermes tenía 18 armas nucleares a bordo; el portaaviones Invincible 12 y el barco auxiliar de la Flota Real Regent una.

Estos documentos, siguió Carmona, «reconfirman la presencia de armas nucleares en Malvinas durante la guerra, que ya había sido reconocido explícitamente por el Reino Unido a través de un comunicado del ministerio de Defensa en el 2003» y «agrega información sobre la enorme magnitud de esa presencia de armamento».

“En varias oportunidades Argentina reclamó por esta situación y el gobierno británico lo minimizó», sentenció el funcionario y agregó que «ante la reticencia de Gran Bretaña en dar información, Argentina continúa insistiendo”.

Ahora el Gobierno está «buscando verificar la existencia de estos nuevos archivos desclasificados» para «confirmar esta revelación del portal de un periodista británico», afirmó Carmona, quien adelantó que «una vez confirmada la publicación se van a adoptar las medidas que correspondan».

En este sentido, el funcionario anticipó que se reiterará «la protesta» a Reino Unido y se realizarán «las denuncias que correspondan en los organismos internacionales que regulan el control de armas nucleares».

El hallazgo implicaría una violación por parte del Reino Unido al Tratado de Tlatelolco de no proliferación nuclear.

El secretario de Malvinas remarcó que desde el 2003 «hemos apuntado a marcar la violación del tratado internacional que obligaba a las potencias nucleares a no introducir armas en aguas de América Latina» y destacó que la «importancia» de esta nueva información es «confirmar que no existen vestigios de este tipo de armamentos».

«Reino Unido minimizó la situación diciendo que no habían quedado armas ni en embarcaciones que se habían hundido ni en Malvinas, pero nunca hubo detalles respecto de la situación, lo cual generó nuevos pedidos por parte del gobierno argentino”, concluyó.

La usurpación del territorio argentino

El Reino Unido usurpó las islas Malvinas en 1833 y las Naciones Unidas, en 1965, resolvieron que ese país y Argentina deben resolver la «disputa de soberanía» en el marco de las determinaciones de ese organismo internacional, pero los británicos se niegan a dialogar desde 1982, pese a las reiteradas resoluciones año tras año de la ONU para que se sienten a negociar.

Carmona recordó que el envío de armas nucleares a Malvinas «es algo confirmado desde 2003»

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, remarcó este miércoles que el envió de pertrechos bélicos atómicos a Malvinas por parte de Gran Bretaña «es algo que está confirmado desde 2003», pero consideró que la información desclasificada sobre la existencia de 31 armas en los buques de la flota que participó del conflicto bélico «es una situación que agrega gravedad» a la cuestión.

«Está confirmada desde 2003 la presencia de armas nucleares en embarcaciones británicas durante la guerra de Malvinas. Lo que aparece ahora en la desclasificación de nuevos archivos es la magnitud de 31 armas nucleares. Es una situación que agrega gravedad”, subrayó Carmona en declaraciones a El Destape Radio.

El secretario detalló que la información, publicada por un periodista británico, sostiene que a mediados de 1982 el portaaviones británico HMS Hermes tenía 18 armas nucleares a bordo; el portaaviones Invincible 12 y el barco auxiliar de la Flota Real Regent una.

Estos documentos, siguió Carmona, «reconfirman la presencia de armas nucleares en Malvinas durante la guerra, que ya había sido reconocido explícitamente por el Reino Unido a través de un comunicado del ministerio de Defensa en el 2003» y «agrega información sobre la enorme magnitud de esa presencia de armamento».

“En varias oportunidades Argentina reclamó por esta situación y el gobierno británico lo minimizó», sentenció el funcionario y agregó que «ante la reticencia de Gran Bretaña en dar información, Argentina continúa insistiendo”.

Ahora el Gobierno está «buscando verificar la existencia de estos nuevos archivos desclasificados» para «confirmar esta revelación del portal de un periodista británico», afirmó Carmona, quien adelantó que «una vez confirmada la publicación se van a adoptar las medidas que correspondan».

En este sentido, el funcionario anticipó que se reiterará «la protesta» a Reino Unido y se realizarán «las denuncias que correspondan en los organismos internacionales que regulan el control de armas nucleares».

El hallazgo implicaría una violación por parte del Reino Unido al Tratado de Tlatelolco de no proliferación nuclear.

El secretario de Malvinas remarcó que desde el 2003 «hemos apuntado a marcar la violación del tratado internacional que obligaba a las potencias nucleares a no introducir armas en aguas de América Latina» y destacó que la «importancia» de esta nueva información es «confirmar que no existen vestigios de este tipo de armamentos».

«Reino Unido minimizó la situación diciendo que no habían quedado armas ni en embarcaciones que se habían hundido ni en Malvinas, pero nunca hubo detalles respecto de la situación, lo cual generó nuevos pedidos por parte del gobierno argentino”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *