El Gobierno calificó de político el paro convocado por los gremios en el medio de la reapertura de paritarias

Los ministros de Gobierno, Trabajo y justicia, Víctor Ibañez, y de Hacienda y Finanzas, Víctor Fayad, dieron detalles sobre las medidas que tomaron los gremios a pesar de que el Gobierno convocó, la semana pasada, a la reapertura de paritarias que estaba prevista para septiembre.

“Esto es un paro político, ya que la mesa paritaria de revisión fue adelantada por decisión del Gobernador. Fue anunciada en tiempo y forma. Se comunicó a los gremios antes de que anunciaran las medidas de fuerza, sentados en la mesa paritaria a partir del jueves pasado rechazaron la oferta por insuficiente o pidiendo un cuarto intermedio”, sostuvo Víctor Ibañez.

El ministro de Hacienda explicó que “el hecho de que la inflación se haya desviado de las proyecciones que teníamos tanto nosotros como los gremios nos llevó a adelantar la paritaria prevista para septiembre. Estamos en julio sentados con todos los gremios para proponer una mejora pero teniendo en cuenta que no podemos ni hipotecar la provincia ni romper con el equilibrio fiscal, que es un activo que tiene la institución de la Provincia de Mendoza”.

Además, el ministro de Gobierno recordó: “Estamos trabajando en una mejora de la propuesta. La voluntad de convocar en tiempo y forma para dar previsibilidad a los trabajadores está. Vamos a seguir discutiendo en mesa paritaria. Esto es un paro insólito”.

“El país entero está atravesando una situación macroeconómica, política y social compleja producto de erradas políticas económicas, fiscales y monetarias. Como bien decía el ministro, son herramientas que la provincia no tiene: nosotros no controlamos el tipo de cambio, exportaciones e inflación”, agregó Víctor Fayad.

El ministro de Hacienda hizo hincapié en que “la canasta básica tiene en cuenta una familia de cuatro miembros. Por supuesto que compararlo con el salario puede llevar a conclusiones erradas, pero justamente la razón de que la inflación haya sido superior a la que todos previmos es lo que nos ha llevado a sentarnos hoy con los distintos representantes de los agentes estatales. Por eso ratifico la visión del ministro de Gobierno de que este paro es insólito”.

Fayad dejó en claro que “una cláusula gatillo sería comprometer la sostenibilidad de las finanzas provinciales. Nuestros ingresos no están atados a la inflación, tenemos que ir calibrando, porque el Estado no solo paga sueldos, el Estado presta servicios, hace obras, ese tipo de vinculación es insostenible para la provincia”.

Sobre el nivel de ausentismo

Además, Víctor Ibañez detalló que “los datos que tenemos relevados hasta este momento arrojan un 32% de acatamiento en el personal de las escuelas -docentes, directivos y celadores. El acatamiento en el sistema de salud es de un 31%. Allí las guardias y las internaciones están funcionando de manera normal, como también algunos servicios de cirugía. En caso de Gobierno, todo el personal está trabajando de manera normal en las distintas áreas y ministerios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.