El Gobierno licitó la reanudación de las obras del complejo San Felipe

Se abrieron hoy los sobres de las propuestas técnicas y económicas para terminar los trabajos que quedaron inconclusos en los tres edificios.

El Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública dio un paso firme para reanudar las obras en el complejo penitenciario San Felipe que, en 2018, fueron paralizadas cuando se encontraban en un avanzado estado de construcción.

La firma CACSA (Compañía Argentina Constructora SA) es la empresa interesada en llevar adelante las tareas que demandarán un plazo de obra de nueve meses seguidos a partir de la firma del contrato de adjudicación.
Los trabajos concluirán la construcción de un edificio externo, destinado al personal auxiliar y autoridades penitenciarias; uno intramuros, para personal de seguridad y profesionales técnico administrativos, y un edificio de capacitación y estudio, destinado al Instituto de Formación Penitenciaria (Infope).

Es necesario destacar que el sistema penitenciario tiene afectadas 380 personas para el control, seguridad, reinserción, salud, alimentación y mantenimiento de la infraestructura del penal que alberga, en la actualidad, una población carcelaria de 1.300 internos.

Desde la creación del penal, todo el personal auxiliar -médicos, nutricionistas, docentes, abogados, psicólogos, asistentes sociales, cocineros, proveedores y administrativos- desarrolla sus tareas laborales intramuros, es decir que para entrar o salir del edificio utilizan el mismo portón de la Guardia, por donde también ingresan los detenidos, sobre calle San Felipe. Esta situación de tránsito permanente de personas vulnera la seguridad del sistema.

El edificio externo, donde se ubicarán el personal auxiliar y las autoridades penitenciarias, posibilitará el flujo de personas hacia el interior del penal a través de un puente que conecta con el edificio intramuros.

El diseño del edificio administrativo intramuros se desarrolló teniendo en cuenta al personal afectado a la seguridad y al personal auxiliar que desarrolla actividades profesionales técnico-administrativas.

En tanto, el edificio del Infope, que completa la planimetría del conjunto, surge de la necesidad de satisfacer la demanda de capacitación que se debe prestar en esta área de Seguridad y que actualmente se encuentra desbordada por la cantidad de aspirantes para ingresar al sistema penitenciario.

Por eso, se proyectaron dos aulas más con instalaciones que apoyen y completen la demanda de formación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.