El intendente se reunió vía zoom con el secretario de Transporte y Obras Públicas de CABA y algunos intendentes

Este miércoles por la tarde Ulpiano Suarez compartió con funcionarios algunas ideas de gestión respecto a la transformación de la movilidad urbana necesaria, sobre todo ante el contexto del COVID-19.

 

La charla tuvo como eje central la transformación de la movilidad urbana. Entre otros temas se habló de cómo generar más espacios para peatones, para bicicletas y el ordenamiento del tránsito vehicular.

Desde hace años las grandes urbes están pensadas como ciudades compactas y de alta densidad. Actualmente, el distanciamiento social ha sido necesario para enfrentar el virus COVID-19 generando que las ciudades deban adaptarse a una nueva normativa.

En el contexto de la emergencia climática, el intendente Ulpiano Suarez habló de la red de ciclovías puesta en marcha en toda la Ciudad y que continuarán instalándose. También de otras novedades, como la posible guarda de bicicletas en playas de estacionamiento, entre otros proyectos.

El eje de gestión de la Ciudad de Mendoza está basado en el Triple Impacto que pondera: inclusión social, desarrollo económico y conservación ambiental. Si bien hay 60 mil autos registrados en el municipio de la capital mendocina, a la Ciudad ingresan diariamente más de 250 mil vehículos por día y es importante incentivar el uso de la bicicleta u otros medios de micromovilidad urbana, sobre todo en el contexto de la pandemia.

Entre las nuevas medidas que la Ciudad de Mendoza comenzará a implementar, se tendrá en cuenta la ampliación del sistema de ciclovías. Actualmente la capital cuenta con 23 km, pero llegará a conformarse una red de 65 km. Además, se incorporarán nuevas bicicletas pertenecientes al programa En la Bici para que los vecinos y vecinas puedan seguir utilizándolas gratuitamente.

Principalmente, la idea común de la reunión tuvo que ver con las medidas a nivel general respecto al uso del transporte pùblico mientras dure la “Emergencia Sanitaria”, que sea estrictamente para quien no tenga otro medio de traslado y tambièn para fomentar otras vìas de movilidad urbana, como la bicicleta o el transporte sostenible. El principio rector es evitar la propagación del contagio de COVID-19.

El jefe comunal de la Ciudad de Mendoza habló de la reducción en el porcentaje de contaminación ambiental, a razón de un 60%, tras la disminución del uso de automóviles, mientras que las autoridades de CABA hicieron referencia a la baja registrada respecto al uso del transporte público de pasajeros y comentaron que algunos carriles de circulación automotor han sido convertidos en ejes peatonales con el fin de otorgar más espacio al transeúnte. Por otra parte, destacaron el ordenamiento y las medidas adoptadas en la Ciudad de Mendoza tras la restricción de salidas mediante DNI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *