El intendente Ulpiano Suarez elevó al Gobernador el protocolo para la apertura de establecimientos gastronómicos  

El documento fue firmado este martes por la mañana por el intendente de la Ciudad de Mendoza y representantes de las distintas entidades que formaron parte de la elaboración de la solicitud, tales como el Departamento de Higiene de los Alimentos del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes del Gobierno de Mendoza, UTHGRA (Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos) y AEGHA (Asociación Empresaria, Hotelero y Gastronómico y Afines).

El protocolo, elaborado por la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza y los distintos sectores del rubro, contiene una propuesta sobre los principios y normas de higiene, aplicables a los establecimientos gastronómicos en respuesta a su reapertura en el actual contexto de la pandemia por COVID-19. De este modo, la intención es contemplar  la reactivación y articulación de los principales actores de esta actividad.

“Hemos trabajado en un protocolo bastante completo que busca una apertura segura del sector gastronómico, cuidando la salud, tanto de trabajadores como de clientes. Pusimos ese protocolo a disposición del Gobernador para que, cuando él considere oportuno y seguro, avancemos en la apertura de los establecimientos gastronómicos con atención al público”, explicó Ulpiano Suarez.

Las distintas medidas sanitarias que deberán llevar a cabo restaurantes, parrillas, pizzerías, sandwicherías, bares, cafés y confiterías, han sido puestas a disposición del Gobierno Provincial. De esta manera, el Comité de Vigilancia, Atención y Control del Coronavirus deberá evaluar la propuesta, que de ser aprobada, permitirá reestablecer la atención al público de manera segura, tanto para el personal como para los potenciales clientes.

Entre las pautas sanitarias que se tuvieron en cuenta, se estipuló que en restaurantes, parrillas, pizzerías, sandwicherías, bares, cafés y confiterías de la Ciudad, no se podrá hacer uso de la barra. Asimismo, los que tengan buffet autoservice, deberán reconvertir esta modalidad en servicio a la mesa, con el propósito de evitar la circulación del cliente y la contaminación del lugar. Otras restricciones se refieren al ocupamiento del salón, que no deberá exceder el 50% y lo mismo en baños y cocinas. Del mismo modo, se establecieron las medidas que deberá cumplir el personal gastronómico y clientes.

Cabe destacar que el Gobierno Provincial y los Municipios deberán difundir y comunicar este protocolo, a los efectos de hacer llegar la información a la población, incluyendo los medios para realizar denuncias en caso de falta de cumplimiento de algunas de las pautas determinadas.

Conocé el documento aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *