El partido de la presidenta, al frente de las elecciones en Moldavia

CHISINAU

El PAS de la presidenta europeísta, Maia Sandu, lideraba con más de 44% de los votos las parlamentarias anticipadas, seguido de la Coalición Socialista y Comunista (BESC) de Igor Dodon y Vladímir Voronin, con 31,91% de los votos.

El Partido de la Acción y Solidaridad (PAS), al que pertenece la presidenta europeísta Maia Sandu, lideraba las elecciones parlamentarias anticipadas de este domingo en Moldavia, con más de 44% de los votos, informó la Comisión Electoral Central (СEC) después de procesar 50% de las actas de los colegios electorales.

Detrás del partido de centroderecha PAS se encontraba la Coalición Socialista y Comunista (BESC) del expresidente prorruso Igor Dodon y Vladímir Voronin, con 31,91% de los votos, según la CEC.

En tercer lugar se ubica el populista Partido Shor, que ingresaría al parlamento con 8,14%, mientras la mayoría de los restantes candidatos estaban todos por debajo de 2%.

Cuando las urnas cerraron, a las 21 (las 15 en la Argentina), la participación había superado el 48%.

Sandu, de 49 años, quien venció a Dodon en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020, espera ahora tomar el control del parlamento para implementar sus políticas anticorrupción.

“Voté para poner nuestro país en orden, para deshacernos de quienes han saqueado nuestro país durante tantos años”, expresó a periodistas a la salida del colegio electoral en la capital, Chisinau, informó la radio griega Athina 984.

Dodon, por su parte, manifestó que había votado “a favor de un grupo que pueda unir al país y no provocar nuevos conflictos”.

Moldavia, uno de los países más pobres de Europa, se vio sacudido por repetidas crisis políticas desde su independencia en 1991 y se enfrenta a un conflicto en Transnistria, un territorio autónomo respaldado por Moscú y que escapa a su control.

Si bien sus 2,6 millones de habitantes están históricamente divididos entre quienes quieren estrechar lazos con Rusia y quienes miran hacia la Unión Europea, coinciden en el cansancio ​​de los escándalos de corrupción; el más notable, en 2015, implicó la desaparición de 1.000 millones de dólares, o el 15% del PIB del país, de los fondos de tres bancos.

La coalición del expresidente Igor Dodon entró en segundo lugar La coalición del expresidente Igor Dodon entró en segundo lugar
Para estos comicios se presentaron 20 partidos y dos coaliciones para compartir los 101 escaños en el parlamento.

Sandu, una economista que trabajó para el Banco Mundial, es para muchos votantes la primera figura política que llega al poder “salvaguardando una reputación de honestidad” y siendo “un símbolo de cambio”, explicó el politólogo Alexei Tilbir.

Desde que asumió el cargo en diciembre, no pudo nominar a su propio gobierno, ya que no hay ningún acuerdo con el parlamento, que está controlado por Dodon.

“Incluso con una mayoría parlamentaria, no será fácil para Sandu llevar a cabo sus planes para cambiar radicalmente todo el estado”, advirtió, por su parte, el analista Victor Tsobanou, y agregó: “Necesitará socios, pero la oposición será dura”.

Según los observadores, se estima que la votación de hoy reducirá el peso de Rusia. “La mayoría parlamentaria será proeuropea y la influencia rusa se debilitará”, dijo el politólogo Sergei Gerasimtsuk, con sede en Kiev.

Sandu ya enfureció al Kremlin cuando adelantó que quería reemplazar a la guardia rusa con base en Transnistria con observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *