La gobernadora de Santa Cruz y ex titular del Ministerio de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, fue recibida este martes en la que fuera “su casa” durante la presidencia de Néstor Kirchner Cristina Fernández. Escoltada por el Ministro de Desarrollo, Daniel Arroyo, y de Salud, Ginés González García, y por una multitud de trabajadores y trabajadoras, volvió al edificio de 9 de Julio luego de cuatro años. Emoción y reconocimiento al compromiso.

Alicia Kirchner fue reconocida por trabajadores y trabajadoras junto a los ministros. En una agenda apretada, la gobernadora se hizo presente en el edificio ubicado en la Avenida 9 de Julio a dónde fue invitada por el titular de la cartera social. La gobernadora y ex ministra de Desarrollo Social de la Nación recibió el cariño de toda la gente y un reconocimiento por su compromiso social permanente.

“Hoy es un gran día para el Ministerio porque después de cuatro años Alicia ha vuelto a ver las caras de tanta gente que le puso el cuerpo a la gestión junto a ella”, señaló Arroyo, quien manifestó que “es un honor que ella esté acá“.

El ministro destacó que “muchos de los que estamos acá nos formamos con Alicia”, y agregó que “darle una placa significa un reconocimiento a una gran ministra que dejó alma, corazón y vida para dar vuelta la realidad”.

En la recorrida por cada uno de los pisos, Alicia dialogó con los trabajadores y trabajadoras con quienes dialogó y a quienes les pidió seguir trabajando para poner a la Argentina de pie.

“Les pido que no aflojen, recuerden siempr. que detrás de cada expediente hay un argentino o una argentina que necesita que demos todo de nosotros y nosotras. Tenemos que ayudar al presidente a poner la Argentina de pie. Trabajemos por una Argentina unida”, les dijo la gobernadora en una de las oficinas a los trabajadores y trabajadoras presentes.

Entre quienes la acompañaron por la recorrida, expresaron la emoción con que se vivió la visita y el regreso de Alicia al ministerio tras cuatro años. Al ver a la gente que se reunió en el ingreso en el momento que los ministros hicieron entrega de un reconocimiento especial por su compromiso permanente, quedó en claro que “no hay lugar dentro del edificio que pueda contener el cariño de quienes durante años trabajaron a su lado y transformaron la vida de millones de argentinos y argentinas”, expresaron.