A pocos días de cumplirse un año de la desaparición del submarino ARA San Juan, cuatro tripulantes salteños fueron homenajeados en una plaza de la capital provincial por familiares y allegados que colocaron una réplica de la nave.

Ramiro ArjonaRoberto MedinaJorge ValdezVíctor EnríquezSergio CuéllarLuis Nolasco y Cristian Ibáñez siguen presentes en las esperanza de los familiares, que el domingo pasado se juntaron para homenajearlos, ya que el 15 de noviembre se cumplirá un mes de la desaparición de los siete salteños que tripulaban junto a otros submarinistas el ARA San Juan.

Desde el domingo, un plaza de barrio Limache tiene un submarino a escala y una placa con los nombres de los siete salteños. “Veníamos luchando por esto desde bastante tiempo, gracias a Dios que se concretó. Coordinamos con los familiares coincidimos que queríamos hacerlo en esta fecha para darles un homenaje, tenerlos presentes”, expresó Miguel Nolasco, padre de Luis, uno de los tripulantes desaparecidos

La plaza inaugurada lleva el nombre de ARA San Juan está ubicada frente a la escuela Legado General Belgrano en la etapa seis de Limache, en el sur capitalino. “Es importante apoyar y acompañar a las familias que aún esperan una respuesta. La sociedad salteña comparte el dolor de estas familias”, afirmó el ministro de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia, Marcelo López Arias.

Nolasco, por su parte, agradeció el acompañamiento del Gobierno y pidió “que los muchachos no sean olvidados”. “A 11 meses de su desaparición ellos continúan en nuestros corazones. Aún tenemos esperanza y fe”, manifestó.

Al acto se sumaron el jefe de Incorporación Naval, Gustavo Castro Lacroze, integrantes de la agrupación Veteranos de Guerra, familiares de caídos en Malvinas, estudiantes y autoridades de las escuelas Legado General Belgrano y Raúl Cortázar, integrantes de Gendarmería, entre otros.

Los familiares en todo el país ya organizan actividades para el 15 de noviembre. Ahora, la búsqueda del submarino quedó a cargo del Seabed Constructor, de bandera noruega, perteneciente a la empresa estadounidense Ocean Infinity.

Tras zarpar el 7 de septiembre para realizar las operaciones de búsqueda científica del submarino ARA San Juan, hubo rumores de que la misión se suspendería, pero desde el Gobierno lo negaron.