Emprendedores recibieron fortalecimientos económicos por $2,4 millones

Cerrando el año, a través del programa de ayuda directa para unidades de la economía social, se entregaron 31 aportes no reembolsables destinados a adquisición de materiales e insumos.

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal, junto al subsecretario de Desarrollo Social, Alejandro Verón, y a la directora de Economía Social y Asociatividad, Lorena Meschini, entregaron subsidios por $2.400.000 a emprendedores y artesanos para ayudarlos a sostener el empleo y continuar creciendo. Estas ayudas tienen como finalidad comprar materia prima e insumos para fortalecer las unidades productivas y mejorar sus iniciativas.

Los beneficiarios pertenecen a los departamentos de Tupungato, San Martín, Rivadavia, y a todo el Gran Mendoza. Algunos de sus proyectos tienen que ver con panificados, artesanías en lana, costura, cuero, cerámica y juguetería artesanal, entre otros

Al respecto, Nadal indicó: “Estas son las cosas destacables de la gestión, poder estar todos reunidos y ver reflejado todo el esfuerzo diario de un trabajo en equipo, de un Estado presente que acompaña a todas las personas que tienen la voluntad de generar un emprendimiento. Esto es lo más importante, ver que los emprendedores pueden tener un trabajo que derrame en familias, y que generan sus propios productos con esfuerzo. Por ello, hoy quiero reconocer este compromiso”.

Asimismo, Verón señaló: “Son 31 emprendimientos a los que entregamos un fortalecimiento, que vienen bien en esta época. Son casi 2,5 millones de pesos que no solo se destinan a alguna herramienta o maquinaria, sino que estamos apuntalando trabajo y ayudando a la familia que está atrás. La idea es que se conozcan y puedan generar intercambios entre ustedes”.

El objetivo de esta ayuda económica en esta instancia es fortalecer a estas unidades productivas con insumos, materiales y herramientas.

Testimonios de emprendedoras

Karina Riveros, de Rivadavia, agradeció la posibilidad y comentó: “Mi emprendimiento se llama Masa Madre y es de panificados. Con este subsidio quiero comprar un horno para seguir haciendo mis panes y poder llegar a toda la gente que quede satisfecha con el sabor”.

Natalia, otra de las emprendedoras presentes, señaló: “Con mi hija Rocío tenemos un microemprendimiento en San Martín donde elaboramos bolsos, carteras y mochilas, entre otras cosas. Este subsidio nos viene bien para agrandar nuestro servicio y que mucha más gente pueda adquirir nuestros productos, que son más económicos que los que se encuentran en una tienda. Nuestra idea es invertir en una máquina de coser y gracias a ello vamos a poder seguir creciendo”.

Por último, Silvia Riquelme, de Tupungato, agregó que cuenta con un emprendimiento de costura y sublimación. “En este momento contaba con mi impresora rota y con esta ayuda voy a adquirir una nueva, lo que va a contribuir a fortalecer el emprendimiento”, dijo.

GALERÍA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *