Dos hermanitos de cinco y siete años murieron como consecuencia del incendio que se desató en su vivienda ubicada en la localidad de Claypole. Los nenes estaban solos, encerrados, mientras su padre había salido a trabajar y su madrastra se había ido del lugar.

Según denunciaron los tíos de los niños -quienes intentaron en vano rescatarlos- la pareja habitualmente los dejaba bajo llave. En tanto, la Justicia abrió una causa por abandono de persona contra el padre de los pequeños porque no se presentó ante las autoridades.

Todo ocurrió el lunes pasado a las 12 del mediodía cuando Valentino -7- y Santino -5- empezaron a pedir auxilio a sus tíos paternos gritando por las ventanas de la vivienda del barrio El Trébol. Desesperados, intentaron acceder al interior de la casa pero los niños les dijeron que no tenían la llave.

“Se las llevó papá”, dijo uno de ellos. “Quisimos tirar las puertas abajo pero tenían rejas y nos fue imposible“, dijo a Crónica Adela, tía de los nenes. Lo cierto es que, para cuando llegaron los bomberos, los niños ya tenían principio de asfixia. En efecto, ambos estaban inconscientes y fueron derivados primero al Hospital Lucio Meléndez y posteriormente al Arturo Oñativia, de Rafael Calzada.

El menor de ellos falleció tan pronto como llegó al centro de salud, en tanto el mayor perdió la vida en la noche del último lunes, luego de experimentar diez paros cardiorrespiratorios. “Los dejó encerrados. Mi hermano se fue a trabajar, de la mujer no tenemos idea. Pero lo que sabemos es que no es la primera vez que los dejaban solos a los chicos“, aseguró Adela angustiada.

Bajo esta acusación, la tía de las víctimas se presentó ante la UFI 3 de Lomas de Zamora que tomó la denuncia por abandono de persona. Y es que, desde aquel día, el paradero del hombre es un misterio. “Mi hermano desapareció. Ni siquiera vino a reconocer los cuerpos, pareciera que se los tragó la tierra y por eso no podemos retirar los restos de mis sobrinos. Los nenes no se merecían algo así“, concluyó la mujer presa de dolor.