Al llegar los agentes, encontraron tres personas tendidas en el suelo y rápidamente los transportaron hacia un nosocomio cercano, aunque dos de ellos fallecieron en una ambulancia.

En el video, una persona, que se cree que es el atacante, se levanta mientras la congregación se saluda, se da la mano y luego sale a hablar con alguien.

El sospechoso vuelve, habla con un hombre y se sienta. Luego se levanta nuevamente y habla con el mismo hombre, quien señala en una dirección, momento en el cual el atacante saca un arma de fuego y dispara a dos personas.

Un testigo del hecho le manifestó al canal CBS que un sujeto armado con una escopeta se dirigió directamente hacia un agente de seguridad sin mediar palabras y abrió fuego.

Otra persona que vivió el tensionante momento, aseguró que el atacante no pertenecía a la congregación y que nunca lo habían visto.

“Cuando el departamento de policía y el departamento de bomberos de White Settlement llegaron a la escena, encontraron un total de tres pacientes que fueron transportados en situación crítica. Eso incluye a quien creen que es el atacante”, explicó el portavoz de los bomberos de Fort Worth, Mike Drivdahl, en conferencia de prensa.

Quien se refirió a la situación fue el gobernador de TexasGreg Abbott, en un comunicado.

“Los lugares de oración deben ser sagrados, y estoy agradecido a los miembros de la iglesia que actuaron rápidamente para reducir al atacante y ayudaron a prevenir más pérdidas de vidas”,  aseguró el funcionario.

El suceso se produce después de que el sábado por la noche, en la localidad de Monsey, en el Estado de Nueva York, un hombre armado con un gran cuchillo irrumpiera en la vivienda de un rabino e hiriera a cinco personas, de las docenas que se congregaban en la séptima noche de Hanukkah.

Las imágenes del violento incidente