Lourdes Espíndola, una policía de 25 años, esperaba el colectivo en la localidad bonaerense de Ituzaingó para volver a su casa luego de una jornada de trabajo cuando fue atacada por dos motochorros.

Según las primeras informaciones, la oficial de la Bonaerense fue interceptada por dos delincuentes, quienes le dispararon en el cuello luego de forcejear con la víctima y de sustraerle su pistola.

A pesar de llevar consigo 5 mil pesos, los malvivientes sólo tomaron su arma reglamentaria y se dieron a la fuga. Son buscados intensamente por la policía.

“Le mandó un WhatsApp a su marido diciendo ‘me balearon, vení porque me muero'”.

Compartir

WhatsApp a su marido diciendo me balearon, vení porque me muero”.’); return false;”>

Según el padre de la víctima, Juan Espíndola, en exclusivo por Crónica HD, cuando la balearon y quedó tirada en el suelo “agarró el celular y mandó un WhatsApp a su marido contándole que la habían baleado y que fuera a buscarla porque se moría”.

La uniformada se encuentra internada en el Hospital Posadas, fue sometida a una operación y su estado de salud es grave, según su papá. “Pelea por su vida”, lamentó el padre.