El Comité Permanente de Emergencias instalado en Santa Victoria Este en Saltaactivó un operativo preventivo y ya evacuó a más de 10.000 personas de toda la costa y parte de la localidad cabecera ante la crecida del Pilcomayo en su cuenca alta en Bolivia.

La crecida ya aisló a numerosos parajes y pequeñas comunidades, lo que se ve agravado por las intensas lluvias que afectan directamente al municipio del departamento salteño de Rivadavia.

Las autoridades sugirieron a toda la población en riesgo que agilice los medios para evacuar sus casas, ya que “no se puede predecir el impacto de las inundaciones”, debido a que nunca “se tuvo una crecida a estos niveles, tan sostenida en el tiempo”.

A través de un comunicado, desde el comité indicaron hoy que el municipio de Santa Victoria Este sufre las consecuencias de la crecida del rio Pilcomayo, desde hace días, por grandes precipitaciones sostenidas en la cuenca alta y media.

Los desbordes ya afectaron a las comunidades indígenas de La Curvita, El Cruce de Santa María, Padre Coll, Pozo la Yegua, Monte Carmelo y los parajes criollos de El Silencio, Rincón del Tigre, Magdalena y Las Palmitas, entre otros.

Hasta anoche, unas 250 familias estaban evacuadas en los centros acondicionados en el albergue estudiantil de Santa Victoria Este, la escuela primaria y el colegio secundario de Santa María, y en un campamento montado a orillas de la ruta provincial 54, a altura del kilómetro 101.

El Pilcomayo mantiene niveles superiores a los seis metros en la estación de aforo de Misión La Paz, desde hace varios días, que se mantendrán e incluso aumentarán al menos unos cuatro días más.