Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

La dirigencia gremial retomó a los escritos del Che Guevara para poner en práctica la llamada teoría del foquismo. Este miércoles, en la antesala de un paro general, los porteños estatales movilizan en reclamo ante los despidos. La semana que viene es el turno de docentes y movimientos sociales.

Y mientras el gobierno agradece la “actitud responsable de la mayoría de los sindicalistas”(en boca de Marcos Peña)Pablo Moyano y compañía advierten sobre una posible fecha para la huelga nacional: jueves 7 de junio. Hace dos semanas, el Consejo Directivo de la CGT anunció una serie de medidas de fuerzas que culminarían en un paro nacional. Quien empezó fue Juan Carlos Schmid, el triunviro y referente de los transportistas, encabezando una columna hacia el Enre a principio de mes. Pero la CGT quedó en stand by. Tal es así, que la postura de la conducción gremial recibió felicitaciones por parte del jefe de gabinete.

Marcos Peña destacó “la actitud responsable de la inmensa mayoría de los sindicalistas”,ya que “están trabajando en la mesa productiva. Donde hay un ámbito de diálogo y se mantendrá con el propósito de mejorar la situación de los trabajadores”. En ese sentido, desde Azopardo le confirmaron a Crónica que “se va a llamar a un Consejo Directivo para la semana que viene” aunque “es complejo el tema en la CGT. No creo que ahí salga nada nuevo”.

Es por eso que la llamada Multisectorial 21F -Camioneros, estatales de la Ciudad, y las dos CTA- se reunió este martes en la sede de ATE Capital para “constuir una agenda de lucha común”. Mediante un comunicado, los gremialistas presentes detallaron que “frente a esta realidad donde se intenta acelerar el proceso de empobrecimiento y pérdida de derechos de las mayorías, decidimos convocarnos y convocar en el camino de la continuidad de las jornadas de lucha de diciembre de 2017, del 21F de 2018 y de las mujeres en la calle el 8M”.

Y quienes salen este miércoles a la cancha son los estatales de la Ciudad. Los trabajadores encolumnados en el gremio que conduce Daniel Catalano se concentrarán a partir de las 12 en la avenida Roque Sáenz Peña (Diagonal Norte) y Esmeralda para marchar hacia la sede de la cartera de Modernización.

Allí, realizarán un acto e insistirán con un pedido de audiencia al ministro para plantearle que “la mesa paritaria no tenga un techo”, y “la reincorporación de los despedidos”, según explicó el secretario general del gremio.

Mucha actividad

Este jueves continúan los reclamos con la marcha de antorchas por la universidad pública; el próximo miércoles llega la marcha federal educativa; el 25 es el turno de la jornada nacional “La patria está en peligro”; el primero de junio la “Marcha federal por tierra, techo y trabajo”; y el lunes 4 de junio la movilización “Ni una menos”.

En busca de contar con el apoyo de la Confederación General del Trabajo, el lunes 28 se ampliaría el encuentro que este martes tuvo lugar en la sede del gremio estatal porteño, ubicada en Carlos Calvo al 1300. Según le confirmaron a este medio, “el objetivo es articular para acompañar las movidas sectoriales“, y no negaron “invitar a la CGT mediante un comunicado por escrito”.

Distintos dirigentes cegetistas se pronunciaron a favor de una huelga general. Un ejemplo de ello fue Juan Carlos Schmid, triunviro que llamó a “trabajar el paro“. Y aunque la fecha aún no está confirmada (se habla de realizarlo en caso de que Mauricio Macri vete una posible ley contra el aumento de las tarifas) la conducción del movimiento obrero intenta establecer como jornada de lucha el jueves 7 de junio.