Facundo Castro: en medio de las sospechas de la querella, mañana empieza el peritaje del cuerpo  

El abogado Leandro Aparicio sostiene que el cadáver “fue plantado”

El abogado de la familia de Facundo Astudillo CastroLeandro Aparicio, sostuvo que el cuerpo esqueletizado, que apareció en la zona delta bahíense conocida como Cola de Ballena , “fue plantado” como desenlace de “un plan de encubrimiento” mal ejecutado y advirtió que  se buscará “plantear una teoría que exculpe a la Policía y al ministro de Seguridad, Sergio Berni, quien tiene mucho que ver o por incompetencia o por encubridor”.

“En el lugar donde está el esqueleto hay huellas de una camioneta 4×4 de hace tres o cuatro días. Esto fue plantado ahí por la Bonaerense o por alguien que trabaja para la Bonaerense”, apuntó Aparicio y confirmó que se trata de un esqueleto, sin más restos orgánicos, puesto boca abajo, y sin los brazos.   

El abogado de la familia también se refirió a la zapatilla que Cristina Castro, madre de Facundo, encontró a 30 metros de donde apareció el cuerpo. “Es la misma zapatilla que tenía Facundo en la foto que circuló de cuando fue detenido. O es otra torpeza o fue plantada y es un mensaje mafioso de la Bonaerense. Si es un mensaje, tenemos que empezar a preocuparnos… Hasta un chico de la primaria se puede dar cuenta que acá hay un plan de encubrimiento”, alertó el abogado.

Aparicio confirmó en diversas entrevistas radiales que el cuerpo encontrado fue trasladado a Buenos Aires y ya se encuentra en el laboratorio  Equipo Argentino de Antropología Forenses (EAAF), ubicado en el predio de la Ex Esma. Mañana comenzarán los estudios de la autopsia con participación del EAAF y el Cuerpo Médico Forense (CMF) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, como peritos oficiales, y la forense Virginia Cramer, como perito de parte de la querella. En siete días estarán los resultados.

Respecto de la noche del sábado, cuando  la jueza federal bahiense María Gabriela Marrón y el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez  dieron aviso del hallazo; Aparicio confirmó que Cristina dijo ver a uno de los policías pasarle un teléfono al fiscal Martínez y leer que el llamado era de un contacto a nombre del ministro de Seguridad Berni. “Entre Berni y Cristina, le creo a Cristina. El ministro, el primer día que le habló le dijo que su hijo estaba con vida y se lo iba a llevar”, lamentó Aparicio. El funcionario negó la comunicación.

La denuncia del plan de encubrimiento

“Ese cuerpo fue puesto ahí. A los efectos de descomprimir esta situación insostenible para el Gobierno y se optó por entregar al cuerpo y plantear una teoría que exculpe a la policía y a Sergio Berni quien tiene mucho que ver o por incompetencia o por encubridor”, es la hipótesis que sostiene Aparicio tras la aparición del cuerpo en el canal bahíense.

El abogado sostiene esa idea por las huellas de una camioneta 4×4 que vieron en el lugar, pero también por el recorrido que lleva el caso de Facundo desde el 30 de abril, cuando se fue de su casa en Pedro Luro. “En la cuarentena Luro era una cacería”, advirtió Aparicio en la entrevista radial para contextualizar el día de la desaparición de Facundo, que había salido sin permiso de circulación rumbo a Bahía Blanca.

“No me cuenten la historia de que lo dejaron pasar . Lo agarraron, lo cagaron a palos y se les fue la mano”, sostuvo Aparicio y agregó: “Fue desaparecido por la Policía de Provincia de Buenos Aires ese 30 de abril. Cinco horas y media de su detención oficial y cinco kilómetros después de la foto que se sacó estando detenido. A partir de su desaparición se produce un plan de encubrimiento”.

El abogado recorrió las incosistencias de la versión oficial de la Bonaerense. Mencionó el momento en el que lo demoran, le labran un acta por violación de la cuarentena en Teniente Buratovich y lo dejan seguir; y la policía Siomara Flores que dice llevarlo, en su camioneta particular, desde allí hasta Teniente Origone.

En ese punto, Aparicio marca el quiebre de la versión policial: “Lo llevan a la comisaría (de Origone) y lo verduguean por lo menos 3  horas y media, porque a las 13, él llama a su madre y estaba en la comisaría” y recuerda que “en un calabozo sucio” de esa dependencia policial fue encontrado un objeto personal de Facundo .

“O metemos presa a Cristina porque lo puso ahí durante el rastrillaje o metemos presos a las policías porque estuvieron en contacto con Facundo”, reclamó el abogado ante la negativa del fiscal recusado de pedir las detenciones de los policías involucrados. “Pedimos cuatro detenciones y el fiscal no acompañó, si el fiscal no acusó, la jueza no puede acusar, se quejó.

La hipótesis de Aparicio se completó con el testimonio del policía de apellido González, puesto por la Policía Bonaerense, quien dijo volver a detenerlo y permitirle continuar rumbo a Bahía Blanca. “Dice que ve que lo llevan a Bahía al otro día de la detención. González es el mal alumno que no pudo seguir con el protocol de encubrimiento”, sostuvo el abogado.

Además el abogado de la querella recordó la aparición de mensajes en los celulares de los policías , que contradicen sus versiones e incluso el hallazgo de una foto del DNI de Facundo , cuando la versión policial era que no contaba con esa documentación. “Berni dijo que los policías entregaron los celulares, y sí si no lo hacían se los secuestraban”, señaló y resaltó que “la policía (Siomara Flores) que lo llevó desactivó el WhatsApp el 8 de junio”. “Los otros efectivos borraron mensajes y audios de WhatsApp. Se olvidaron de borrar uno y el fiscal pidió mal la detención”, apuntó.

“Para que haya un desaparecido en democracia tiene que haber fiscales y jueces que avalen lo que hace la policía, también políticos y periodistas como Germán Sasso, que vende pesacado podrido”, señaló Aparicio e hizo hincapié en el pedido de la querella de detención de Sasso “como parte del plan de encubrimiento”, además de recordar que el minsitro Berni se encargó de reproducir sus notas periodísticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *