Femicidio en Tortuguitas

Expolicía degolló a su hermana

Una joven de 23 fue degollada en su vivienda de la localidad bonaerense de Tortuguitas y, como acusado de femicidio, fue detenido su hermano, un expolicía bonaerense que la había denunciado por violencia, había obtenido una perimetral y fue a retirar las pertenencias a la casa que ambos compartían.

Los pesquisas creen que el expolicía y su hermana discutieron por esa denuncia y que, en esas circunstancias, él la atacó con una cuchilla de cocina, a pesar de que había llegado hasta la casa acompañado de varios policías que se quedaron en la vereda esperando que saliera con sus cosas.

En las últimas horas, la fiscal Karina Carbonella, de la UFI 20 de Malvinas Argentinas, solicitó la prisión preventiva para el acusado, identificado como Denis Figueroa, por lo que ahora se aguarda que el juez de Garantías resuelva si hace o no lugar al requerimiento.

El hecho ocurrió el 30 de enero y la mujer murió el 4 de este mes tras permanecer internada. De acuerdo con la investigación, todo comenzó cuando el expolicía, acompañado por efectivos en actividad, se dirigió hasta la casa que compartía con su hermana, Florencia Figueroa, situada en Estados Unidos y Paso de los Andes, de Tortuguitas, para retirar sus pertenencias, ya que iba a mudarse.

Es que, según las fuentes, el hombre había denunciado a su hermana por violencia, había obtenido una perimetral y, personalmente, fue hasta la casa para retirar sus cosas.

Sin embargo, una vez en el interior del domicilio, y mientras varios policías lo esperaban en la calle, Denis Figueroa comenzó a discutir con su hermana.

Los voceros dijeron que se investiga si el hombre fue atacado por su hermana aparentemente enfurecida por la noticia de restricción y, en medio de pelea, la apuñaló en el cuello con una cuchilla de cocina.

A raíz de la lesión, la mujer perdió mucha sangre y fue llevada a un centro de asistencia de emergencia, tras lo cual fue derivada al hospital de Grand Bourg para su mejor atención.

El grupo de policías que había ido de custodia a acompañar al Figueroa a la casa de su hermana fue el que encontró a la mujer apuñalada en el cuello y tirada en el pasillo de la cocina. Por tal motivo, el acusado del ataque fue detenido en el lugar.

Tras permanecer cinco días internada, la joven murió por la gravedad de la herida y el expolicía quedó acusado de “femicidio”.

Al declarar ante la fiscal Carbonella, el acusado dijo que su hermana tenía una restricción perimetral a pedido de él porque era violenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *