Finalizaron los talleres artísticos de verano en los penales mendocinos

Internos de los penales provinciales trabajaron en los talleres recreativos y culturales de verano, fortaleciendo los aprendizajes educativos a través de distintas actividades.

La Dirección General de Escuelas (DGE), a través de la Dirección de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos en conjunto con la Asociación Argentina de Actores Sede Mendoza, INTA Mendoza y el Servicio Penitenciario Provincial, implementaron talleres recreativos- culturales para desarrollar en diversas unidades penales de la provincia en enero y febrero. Las actividades se desarrollaron en los penales de la provincia. Allí, las personas en contexto de privación de la libertad trabajaron en técnicas de murales, talleres de música, rock mendocino, tango, bailes, confección de muñecos y narraciones orales.

Los talleres estuvieron coordinados por el licenciado Ulises Naranjo, quien junto a destacados artistas locales trabajaron de manera conjunta para la realización de los talleres. Se llevaron a cabo en las Unidades Penales N°3 “El Borbollón”, el N 6 “Jóvenes Adultos”, en los complejos penitenciarios N°1 “Boulogne Sur Mer”, en el N° 2 “San Felipe”, en el N°3 “Alma Fuerte” y el N° 4 “San Rafael”.

Por otra parte, en la Unidad Penal N°4 Colonia y Granja Penal “B. Vitale Nocera” de Lavalle, ingenieros del INTA confeccionaron junto a los internos secaderos solares para secado y disecado de frutas y verduras por acción del sol.

La coordinadora de Educación en Contextos de Privación de la Libertad de la DGE, Dolores Vázquez, remarcó la importancia de este trabajo con los internos de los distintos penales. “Es muy importante que este tipo de actividades se haga de manera conjunta con los distintos organismos, ya que necesitamos de todos los actores que participan en la educación de los jóvenes y adultos que todavía asisten a la escuela para abordar de manera integral esta realidad”.

“Por ejemplo, 15 internos del Penal de Boulogne Sur Mer, junto al destacado al muralista Germindo Gutiérrez, trabajaron sobre las paredes dando color y arte al espacio del SUM (salón de usos múltiples) del penal para que todos los internos mejoren sus condiciones y darle continuidad e incentivar la formación educativa. Es decir, cosas como estás permiten acciones concretas para trabajar la inclusión de los internos”, recalcó Vázquez.

“Todas estas actividades recreativas, culturales y de enseñanzas se desarrollaron con un alto porcentaje de participantes privados de libertad, quienes se mostraron muy entusiasmados”, explicó Vázquez.

“Este tipo de convenios deja un claro antecedente que resulta sumamente significativo y necesario en estos contextos y particularmente en las fechas de receso estival de las escuelas”, concluyó la coordinadora de Educación en Contextos de Privación de la Libertad de la DGE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *