Finalizó en Junín ciclo de capacitaciones sobre poda y rejuvenecimiento de olivos impulsado por el IDR

Orientado a productores olivícolas de distintas zonas de la provincia, los cinco encuentros se llevaron a cabo de manera conjunta con el INTA. Los espacios de capacitación posibilitaron la difusión de los beneficios que traerá al sector la reciente obtención de la Indicación Geográfica para los aceites de oliva virgen extra.

Tras varios meses de intenso trabajo, finalmente concluyó un ciclo de capacitaciones orientadas a productores olivícolas mendocinos. Se trató de cinco encuentros que fueron impulsados desde el Instituto de Desarrollo Rural (IDR), en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).  

Según detallaron desde el organismo dependiente de la cartera económica local, los encuentros se llevaron a cabo en departamentos donde se desarrolla esta actividad productiva. El primero de ellos fue en una finca ubicada en la localidad de Chapanay, departamento de San Martín, y se replicó en los departamentos de Luján de Cuyo y Rivadavia.  

“En todos los casos contamos con la participación de un importante número de productores como también de jóvenes estudiantes interesados en incorporar conocimiento vinculados a la actividad”, comentaron desde el IDR.  

En este sentido, agregaron: “Fueron jornadas con una muy buena participación. Los encuentros permitieron desarrollar contenidos teóricos y prácticos que incluyeron la utilización de máquinas de altura”. 

Sobre las temáticas abordadas, agregaron que se habló de poda de olivos y se aprovechó el espacio para hacer una pequeña introducción sobre los beneficios que traerá a la provincia la reciente obtención de la Indicación Geográfica (IG) y las perspectivas del sector para los próximos años”.  

Al cierre, destacaron que “además de conocer sobre los distintos tipos de poda, desarrollamos contenidos sobre rejuvenecimiento de montes abandonados con la intención de volverlos productivos. También se trabajó sobre el uso de motosierras de altura y máquinas de precisión que facilitan las tareas de poda”.  

Valentina Navarro Canafoglia, directora de Agricultura de la provincia, explicó: “El ciclo fue pensado para abarcar la mayor cantidad de zonas productivas de la provincia. Desde el IDR se envió invitaciones personalizadas a los propios productores. Sin embargo, observamos que quienes se enteraron de las convocatorias por otros medios se hicieron presentes de forma directa en los encuentros. Eso muestra a las claras el interés que se tiene desde este sector productivo por llevar a cabo la actividad de la mejor manera posible”. 

Actualidad del producto  

El precio internacional del aceite de oliva es el más alto de los últimos años. Sin embargo, en este contexto, y por diversos motivos, Mendoza ha venido perdiendo competitividad. Es por ello que la estrategia llevada a cabo por los distintos actores vinculados a la actividad en la provincia está enfocada en la diferenciación en calidad y no en precio.  

Actualmente, en Mendoza hay ocho empresas aceiteras, entre ellas la Facultad de Ciencias Agrarias, que se encuentran realizando el proceso de certificación que les permitirá incorporar el logo de IG en sus botellas de aceite de oliva extravirgen.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.