Un vendedor senegalés fue golpeado por la Policía de La Ciudad en el cruce de las calles Bahía Blanca y Avellaneda, en el barrio de Flores.
El hombre, herido de gravedad, fue trasladado al Hospital Álvarez, según informó un uniformado que no tenía identificación.
El incidente provocó la reacción masiva de los vendedores, y provocó que aumentara luego la presencia policial y de Infantería.
La presencia de trabajadores del sindicato de vendedores Libres evitó la represión que se buscó provocar por parte de las fuerzas de seguridad.
“Los incidentes fueron graves, y va creciendo a diario la brutalidad contra los senegaleses”, denunciaron desde el sindicato.
“Ayer la Policía de La Ciudad corrió a tiros a vendedores en plena calle Avellaneda y Rivadavia, en el barrio de Flores”, denunciaron.
“El jefe de Gobierno -Horacio Rodríguez Larreta- con total impunidad, lleva represión a límites intolerables.
 Advertimos que de no cesar su política represiva, dejará graves y fatales consecuencias”, dijeron.
“La agresión del compañero senegalés fue en Bahía Blanca y Rivadavia”, consignaron.
Más tarde, y luego de la brutal represión, desde Vendedores Libres anunciaron que “los senegaleses de Flores se preparan para tomar medidas de fuerzas, mientras Infantería se apresta a reprimirlos”.