Frío y sopas, un dúo ideal para un inverno delicioso y calentito

Las sopas no tienen por qué ser aburridas. Se pueden preparar con todas las verduras y con ingredientes ideales para que las coman los más chicos de la casa. Desde el programa 365 Tentaciones te contamos cómo hacerlas.

Llegó el frío y la sopa es el plato ideal para cualquier momento del día: se
pueden preparar con cualquier verdura de estación, que conservan todos sus nutrientes al cocinarlas y aportan vitaminas para mantener altas las defensas.

Este plato calentito aporta antioxidantes, vitaminas A, B y C, fibras para la
salud intestinal y calor para el cuerpo en épocas de bajas temperaturas.
Puede combinarse con arroz, fideos o carnes o pollo troceado, y posee múltiples beneficios:

 Son muy rendidoras, ya que con pocas verduras se logran varias porciones y aceptan cualquier agregado, como arroz, pastas y trocitos de carne o pollo

 Son muy versátiles. Se puede mezclar cualquier verdura y siempre quedarán ricas

 Ayudan a completar la ingesta diaria recomendada de verduras.

 Mantienen el cuerpo hidratado, algo fundamental en épocas de frío, cuando tomamos menos líquido.

 Mantienen la salud intestinal en invierno, época en la que el cuerpo pide menos frutas y verduras frescas

Recetas para grandes y chicos

Sopa crema de calabaza y arroz para los pequeños

Esta sopa es facilísima. Se hierve la calabaza pelada con un caldito, con agua que apenas la tape. Luego se agrega leche y se bate en licuadora o minipymer. Una vez que esté lista para comer, se puede agregar arroz, trocitos de salchicha o pedacitos de pollo.

Sopa crema de verduras

Ingredientes:
1 cebolla 4 papas medianas
1 calabacín grande
3 apios
5 zanahorias
1 puerro
2 ajos
1 cubo de caldo
Agua hirviendo c/n
Crema de leche c/n (opcional)
Pimienta negra y sal
Aceite de oliva c/n

Preparación
Lavar y pelar las papas, cortarlas en trozos pequeños. Poner un chorro de
aceite en una olla a fuego medio, añadir las papas. Aparte, picar todas las
verduras y agregar a la olla. Cocinar a fuego bajo.Sumar el caldo y el agua hasta que cubran las verduras. Dejar cocinar hasta que hierva. Cuando los ingredientes estén tiernos, retirar del fuego y pasar por el mixer. Salpimentar. Una vez que la preparación esté bien batida, añadir un chorro de crema. Revolver y servir.

Sopa de tomate

Ingredientes
500 gramos de tomates
½ cebolla
1 diente de ajo ½ pimiento
1 hoja de laurel
Sal
Pimienta
Aceite de oliva

Preparación
Llena una olla con agua y pon los tomates a hervir por 1 minuto, sácalos y
mételos en agua fría. Con esto vas a poder quitarles la piel fácilmente. Una vez sin piel, picar los tomates en cubos. Picar la cebolla, pimiento y ajo muy pequeños y sofríelos en una sartén con aceite de oliva. Cocinarlos hasta que la cebolla y el ajo se doren. Agregar los tomates picados, la hoja de laurel y una pizca de sal y pimienta. Agrega 2 vasos de agua o, si lo prefieres, puedes usar caldo de verduras. Bajar el fuego a la mitad y deja que hierva durante 30 minutos. Revolver de vez en cuando. Transcurrido este tiempo se puede dejar tal cual está o licuarla.

Sopa de tomate, calabaza y queso

Ingredientes
2 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo picaditos
1 rodaja de calabaza rallada
2 tazas de salsa casera
2 tazas de agua
Sal
Pimienta
Queso parmesano
Albahaca

Preparación
En una olla colocar el aceite y dorar los ajos.
Añadir la calabaza y cocinar con la salsa y el agua durante 10 minutos y
sofreímos durante un par de minutos. Agregamos la salsa de tomate y el agua. Salpimentar y cocinar unos minutos más. Servir con el queso por encima y albahaca fresca picada.

Sopa de cebolla

Ingredientes
1 kilo de cebollas
90 gramos de manteca
1 cucharada de aceite
1 cucharadita de azúcar
Sal y pimienta
3 cucharadas de harina
12 tazas de caldo
1/2 taza de vino blanco
12 rebanadas de pan de molde
Aceite de oliva
Ajos picados
Queso rallado

Preparación
Derretir la manteca en una sartén grande a fuego lento y agregar las cebollas cortadas en rodajas finas. Luego se agrega la cucharada de aceite y se tapa la sartén durante unos 15 minutos.
Se destapa, se sube el fuego y se agrega el azúcar, sal y pimienta al gusto.
Hay que cocinar las cebollas durante unos 40 minutos, revolviendo a menudo hasta que se vuelvan de color dorado. Incorporar el caldo de la sopa. Después de 40 minutos espolvorear la harina junto con el vino. Cocinar 30 minutos más.
Tostar el pan untado con el ajo. Colocar en tazas aptas para horno colocar el
pan espolvorear el queso con manteca y añadir la sopa. Llevar a horno durante 20 minutos hasta gratinar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.