Fruticultura: Mendoza incorpora 2.500 hectáreas con olivo, durazno, frutos secos, cereza y ciruela

El dato se desprende de un informe elaborado por el Instituto de Desarrollo Rural. La producción frutícola provincial se vio impulsada, en parte, gracias al aporte del programa de fomento a la inversión privada Mendoza Activa  

El Ministerio de Economía y Energía, a través del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), elaboró un nuevo informe, esta vez sobre la actualidad de la actividad frutícola provincial. Según detalla el documento, en el último año, Mendoza ha sumado 2.500 hectáreas cultivadas con olivo, durazno, frutos secos y ciruela.  

“Se trata de proyectos de envergadura que se han puesto en marcha recientemente, que ya estaban en funcionamiento u otros que en breve se inician. En este punto, ha jugado un rol muy importante el programa Mendoza Activa, que ayudó a que el sector privado se animara a invertir”, destacó Alfredo Baroni, director ejecutivo del IDR.  

En este sentido, el funcionario añadió: “La mayor cantidad de hectáreas cultivadas y a implantar corresponden al sector olivícola. A través de la inversión de distintas firmas, se han impulsado proyectos por un total de 1.027 hectáreas, a desarrollarse en los departamentos de Las Heras, Lavalle y San Rafael”.  

Otro de los productos mendocinos que verá ampliada su producción para la próxima temporada es el durazno industria. Según detalla el informe, esta actividad ha visto incrementada su superficie implantada gracias al impulso de proyectos en el Valle de Uco, San Rafael, Lavalle y Junín, por un total de 457,62 hectáreas.  

La producción de frutos secos es otro de los sectores que ha impulsado proyectos de importancia para ampliar su superficie cultivada. Solo en almendros, se han impulsado inversiones para sumar 450,8 hectáreas en los departamentos de Las Heras y Luján, mientras que el pistacho aporta otras 280,99 hectáreas también en este último departamento.  

Al cierre, el informe detalla que la producción de ciruela industria aporta un total de 128,95 hectáreas, la implantación de nogales sumó lo propio, con 127,99 hectáreas, y la de cerezos 6 hectáreas más.  

“En total estamos hablando de un total de 2.479,35 nuevas hectáreas cultivadas con frutales. Esto muestra a las claras el interés que hay en el sector de seguir aportando para el desarrollo y crecimiento de la actividad en la provincia”, remarcó Baroni. 

Sobre este último punto, el funcionario señaló: “Es allí donde Mendoza acompañó con iniciativas de fomento, como lo es en el caso de Mendoza Activa, que reintegró el 40% de lo invertido, o bien las distintas líneas de financiamiento que se impulsaron desde la Provincia, como lo es en el caso del Fondo para la Transformación y el Crecimiento”.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *