Fue a votar y le quisieron robar el auto mientras estacionaba

El tremendo suceso ocurrió a plena luz del día frente a decenas de personas que hacían la fiila para emitir el sufragio en la puerta de un colegio situado en Don Torcuato. Efectivos lograron detener a los delincuentes que tenían cuchillos en su poder. Mirá las indignantes imágenes.

Una pareja fue a votar en una escuela situada en la localidad bonaerense de  Don Torcuato y, cuando estaban estacionando su auto en frente del colegio público, fueron interceptados por delincuentes que los amenazaron con armas blancas e intentaron robarles el vehículo. Los acusados fueron detenidos por policías.

El hecho ocurrió este domingo al mediodía frente a la escuela N° 32 situada en la calle El Cano al 3419, barrio Bancalari. Dos sujetos, que tenían cuchillos en su poder, intentaron robarle el auto a una pareja que estaba estacionando para ir a votar en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias que definirán a los candidatos que competirán en octubre.

Decenas de testigos que estaban haciendo la fila para ingresar al colegio público para acceder a sus derechos como ciudadanos, observaron la tremenda situación y alertaron de inmediato, a los gritos, a efectivos policiales. Los agentes lograron reducir a los acusados y los detuvieron.

En tanto, los presentes, indigandos, manifestaron: “No les importa nada, intentaron robar armados a plena luz del día en un lugar lleno de personas. Afortunadamente, un patrullero se acercó rápidamente y lograron detenerlos. Sin embargo, ahora los policías se fueron a llevarlos a la comisaría y la zona quedó sin protección”. Agregaron: “Piden a la gente que vaya a votar y pasan estas cosas, no estamos seguros en ningún lado”. 

Un testigo grabó el momento exacto en el que los policías detuvieron a los dos acusados. En las imágenes, se ve cómo los sospechosos están reducidos tendidos en el suelo, mientras los agentes los retienen.  Además, al lado de uno de ellos, se observa uno de los cuchillos que llevaba en su poder. Mientras tanto, los vecinos los insultan sin parar hasta que los agentes los meten al patrullero para trasladarlos a la comisaría local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *