El futuro llegó: la que va ahora es el sexo con robots

Son tan reales que hay humanos que se enamoraron y perdieron contacto con los cuerpos reales. Conocé a las y los amantes del siglo XXI.

Los productos sexuales ya no son lo que eran. Puede que el futuro no sea como el que vimos en películas como Back to the Future, pero lo que sí es una realidad en este 2017 es que las muñecas inflables ya no son inflables y casi que tampoco son muñecas.

Cuerpo de silicona, brazos y piernas móviles y orificios casi replicados de los que cualquier ser humano tiene en su cuerpo. Así son las nuevas amantes artificlales, también conocidas como “robots sexuales”.

Un ejemplo de hasta dónde puede llegar el fanatismo con la vida virtual es el que protagoniza el empresario chino Senji Nakajami, quien el año pasado abandonó a su esposa y sus dos hijos y se fue a vivir con una muñeca sexual.

Hay tres países que hoy por hoy fabrican este tipo de herramienta sexual de la nueva era: Estados Unidos, China y Japón. 

La empresa estadounidense Abbys Creations fabrica las denominadas “real dolls” y, según su sitio web, “sirven como pareja sexual, tienen silicona para una sensación real y cadera con movimiento”. Además tienen una temperatura “corporal” adaptable al gusto del consumidor. También se les pueden programar sonidos. ¿Su valor? Entre 5.000 y 10.000 dólares cada una.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *