Georgia vota para definir la composición final del Senado en EEUU

BIDEN ASPIRA A CONSOLIDAR LA MAYORÍA

Elege en segunda vuelta si el pastor demócrata Warnock o el republicano Walker ocupan el último de los 100 escaños de la Cámara alta estadounidense, donde el oficialismo tiene la mayoría asegurada.

Herschel Walker una exestrella del ftbol americano apoyado por el expresidente republicano Donald Trump busca una banca Foto AFP
Herschel Walker, una exestrella del fútbol americano apoyado por el expresidente republicano Donald Trump, busca una banca / Foto: AFP.

Habitantes del estado de Georgia votaban este martes en la segunda vuelta de una elección para decidir a quién le otorgarán el último de los 100 escaños del Senado de Estados Unidos que falta asignar, en unos comicios con mucho en juego para el presidente Joe Biden.

La disputa enfrenta al senador y pastor demócrata Raphael Warnock y al retador republicano Herschel Walker, una exestrella del fútbol americano apoyado por el expresidente republicano Donald Trump (2017-2021), que aspira a la Presidencia en 2024.

Este balotaje se celebra porque ninguno de los dos candidatos superó el 50% de los votos en la primera vuelta de las legislativas de mitad del mandato de Biden del 8 de noviembre, en la que Warnock superó a Walker por 37.000 votos de un total de casi 4 millones.

En los comicios, la oposición republicana arrebató al Partido Demócrata de Biden el control de la Cámara de Representantes, pero el oficialismo conservó el del Senado y realizó la mejor elección a mitad de mandato en décadas.

Los demócratas ya se aseguraron 50 bancas senatoriales, lo que en la práctica significa la mayoría, dado que de llegar a haber un empate en la votación de una ley, es la presidencia del Senado -la vicepresidenta demócrata Kamala Harris- quien desempata.

Las mesas abrieron a las 7 en Georgia y cerrarán a las 19 (las 21 en la Argentina) y el escrutinio comenzará inmediatamente después. No se esperan resultados hasta la madrugada, informó la cadena CNN, que citó a autoridades electorales estatales.

Pese a que de esos resultados no depende el equilibrio de poder en el Congreso estadounidense, el resultado de la votación en este estado con una gran población afroestadounidense es decisivo para el resto del mandato de Biden.

Los republicanos ven en este escaño del Senado la oportunidad de acentuar su poder para bloquear las políticas del gobernante demócrata.

A 700 días de las próximas elecciones presidenciales, la oposición también espera poner obstáculos en el camino de Biden, a quien le fue mucho mejor de lo esperado en las legislativas de noviembre pasado.

Para los demócratas, una victoria consolidaría la exigua mayoría del partido de Biden en el Senado y le permitiría influir más en comités parlamentarios esenciales.

También limitaría considerablemente la influencia de un senador demócrata moderado que ha enterrado varios proyectos importantes de la administración Biden.

Para poner todas las cartas en la mesa los demócratas recurrieron a pesos pesados, como el expresidente Barack Obama (2009-2017), posiblemente una de las figuras más carismáticas del partido, quien hizo campaña en la ciudad de Atlanta la semana pasada.

También muestra la importancia y el interés de este duelo que se gastaron casi 400 millones de dólares en estos comicios.

Unas 1,9 millones de personas, de 7 millones inscriptas, ya votaron por anticipado.

Por ahora parece primar la participación prodemócrata, pero el electorado republicano podría movilizarse este martes, por lo que es difícil predecir el desenlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *